Sustentabilidad, guía del ITESO

(Foto: Especial)

La casa de estudios ocupa el primer lugar a escala local y el cuarto a nivel nacional en materia de ecología

El interés del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) por el medio ambiente va más allá de los más de 3,000 árboles, de más de 300 especies, que tiene en su campus; de las acciones de sus colectivos ecologistas y de movilidad, de su planta de tratamiento, del trabajo en el polígono del bosque la Primavera que tiene a su cargo y, sobre todo, de sus investigaciones académicas sobre el tema. La universidad también trabaja en la implementación de iniciativas y políticas institucionales que guíen a esta casa de estudios a ser totalmente sustentable.

Existe una amplia variedad de parámetros para lograr la sustentabilidad, razón por la cual las certificaciones y los rankings pueden ser indicadores para conocer en qué punto está el ITESO, qué es lo que hace bien y tener una idea del camino que hace falta por recorrer.

Tal es el caso del UI GreenMetric World University Ranking 2016, elaborado por la Universidad de Indonesia, en el que el ITESO se sitúa, en cuanto a políticas institucionales relacionadas con la sustentabilidad, con el primer lugar a nivel local. Además, ostenta el cuarto lugar nacional y el puesto 164 de 516 universidades registradas mundialmente.

El ranking tomó en cuenta indicadores agrupados en 6 categorías: entorno e infraestructura, energía y cambio climático, residuos, agua, transporte y educación.

En la evaluación participaron 16 universidades mexicanas. Los puntajes más altos del ITESO fueron en las áreas de manejo de residuos y agua.

A nivel nacional, los primeros 5 lugares fueron obtenidos por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Universidad Autónoma Metropolitana, el ITESO y el Tecnológico de Monterrey.

Para la participación en el ranking colaboraron diferentes instancias de la universidad como la Oficina de Servicios Generales, la Materioteca ITESO, la Coordinación de Investigación y Posgrados, la Dirección de Servicios Escolares y la Coordinación de Planeación, coordinados por la Oficina de Comunicación Institucional.

Los retos que siguen

A corto plazo el objetivo de la universidad es avanzar en certificaciones a escala nacional, lo cual se traduce en acciones concretas como la modernización de los bebederos y la instalación de una purificadora de agua para eliminar la compra de garrafones, previstas para 2017 por instrucciones del rector del ITESO, José Morales.

Otro de los retos de la institución es aumentar la educación ambiental en la academia, quitar botes individuales en oficinas, así como implementar más sistemas basados en el aprovechamiento de energías alternativas.

Por ejemplo, en el Domo Deportivo se utilizan paneles solares, los cuales han contribuido en el ahorro de gas.

Además, se tiene contemplado continuar con la implementación de luminarias LED y de sistemas de automatización de iluminación y aires acondicionados.

"En este proyecto de universidad sustentable queremos normalizar la conciencia ambiental para que todos los que aquí estamos compartamos esta cultura fuera de aquí en casa, en nuestro trabajo, en la familia, en la ciudad, en el país", afirma Jared Jiménez, académica del Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano (DHDU).

El camino recorrido

Durante los últimos años se han llevado a cabo diversas iniciativas que tienen la finalidad de hacer del ITESO un campus sustentable.

Un ejemplo de estas acciones es la Materioteca ITESO, que es la primera en el país dedicada a mostrar materiales de la región y su impacto ambiental. Fue formalmente inaugurada en julio de 2015.

En 2013, la Oficina de Servicios Generales se planteó el objetivo de lograr una certificación de sustentabilidad en un plazo máximo de cinco años. De esta manera, en 2015, con la colaboración de académicos de los departamentos de Procesos Tecnológicos e Industriales (DPTI) y del Hábitat y Desarrollo Urbano (DHDU), ITESO fue la primera en certificarse dentro del Programa de Cumplimiento Ambiental Voluntario de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) del Gobierno del Estado de Jalisco.

La certificación se entregó el 12 de enero de 2016. Este reconocimiento se obtuvo gracias a prácticas como el tratamiento y la reutilización de aguas residuales, el ahorro de energía eléctrica mediante el desarrollo de tecnologías y estrategias para el uso de lámparas ahorradoras, la sustitución de gas por energía solar a través de fotoceldas, la implementación de un programa de separación de residuos con miras a su reducción y el manejo de residuos peligrosos.

TOP 5

Nacional

1. UNAM

2. UANL

3. UAM

4. ITESO

5. ITESM

 

HJ/I