Gobierno reacciona lento ante incendio

LARGO. El incendio se prolongó durante 19 horas. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

La conflagración de 900 mil litros de gasolina de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) que se prolongó durante 19 horas en carretera a Nogales cumplía con los criterios para decretarse una emergencia atmosférica, debido a las intensas emisiones contaminantes que desprendió en dirección a núcleos habitados, tal como lo establece el Plan de Emergencias y Contingencias Atmosféricas (Preca) para resguardar la salud de la población ante casos como el señalado.

Sin embargo, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) omitió cumplir con esta disposición vigente, dejando expuestas a las emisiones de monóxido y dióxido de carbono a 6 mil personas que estudian y laboran en el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) y 5 mil que trabajan en el Parque Industrial San José del Astillero, sitios ubicados a menos de kilómetro y medio de distancia del incendio, en dirección hacia donde el viento trasladaba el humo.

“El Preca considera a las emergencia atmosféricas como periodos ocasionados por fenómenos naturales, antropogénicos (humanos) o una combinación de ambos de carácter temporal que tiene como resultado episodios de emisiones contaminantes extraordinarias para la atmósfera, que en consecuencia generan riesgos a la salud de las poblaciones cercanas en donde no existe infraestructura permanente del Simaj (Sistema de Monitoreo Atmosférico de Jalisco)”, se lee en la página 15 del decreto que oficializa el Preca.

En lugar de decretar la emergencia, como sí lo hizo Semadet durante el incendio en la fábrica de pinturas en Guadalajara, donde sí hay estaciones de monitoreo, la dependencia estatal  informó hasta dos horas después de apagado el fuego que se había comunicado con autoridades del CUCBA para emitir acciones preventivas ante las emisiones cuando éstas ya habían cesado.

Ante la falta de medidas preventivas de manera oportuna en carretera a Nogales, las clases en el campus continuaron la tarde del martes y mañana del miércoles; hubo al menos siete estudiantes que manifestaron por la tarde haber padecido dolor de cabeza, garganta y pecho, incluso algunos acudieron durante su jornada de clases a la enfermería.

Además, el mapa con la ruta de las emisiones de esta emergencia proporcionada por la Semadet da cuenta de que el humo se dirigió en sentido hacia el norte, pasando por el área que corresponde al CUCBA, parques industriales y más al norte la columna se desviaba hacia carretera a Colotlán, a la altura del fraccionamiento Valle de los Molinos, a cuya población no se dirigieron ningún tipo de medidas de protección.

Caso contrario, en el incendio en la zona industrial ayer en Guadalajara, donde de inmediato se decretó la emergencia, se evacuaron escuelas y centros de trabajo; este siniestro duró apenas un par de horas, pero en carretera a Nogales se prolongó durante 19 horas ininterrumpidas.

A pesar de que en este segundo incendio tuvo lugar dentro del área de medición de las estaciones de monitoreo atmosférico, ninguna reporto regular o mala calidad del aire.

Fue hasta ayer en la tarde cuando se activó precontingencia atmosférica en Santa Fe, Tlajomulco. Se consultó a la Semadet sobre la falta de aplicación del Preca en el caso de Zapopan, pero solo informó que no se consideró necesario.

Diferencia

En el incendio del miércoles en la Zona Industrial sí se optó por declarar la emergencia

 

HJ/I