Alerta a vecinos retiro de arbolado

(Foto: Especial)

Un retiro intempestivo de 25 árboles, corte de cinco y tala de tres de la avenida Guadalajara alertó durante la tarde de ayer a vecinos de la zona próxima al bosque Nixticuil, vialidad que se encuentra en el Presupuesto Participativo de Zapopan para ser pavimentada y que en enero figuraba como una de las más votadas por los contribuyentes para ejecutarse con dinero del predial.

Sin embargo, aún no se concluye sino hasta marzo la votación y determinación de obras a realizarse en el municipio por petición de ciudadanos, tampoco existe una socialización de esa obra que ha polarizado a los vecinos debido a que está poblado por arbolado nativo del bosque, que tendría que ser removido para la pavimentación.

De acuerdo a integrantes del Comité Salvabosque en Defensa del Nixticuil, ayer por la mañana se presentó en avenida Guadalajara personal identificado como perteneciente a una empresa de jardinería contratada por el ayuntamiento y comenzó a retirar los árboles explicando serían trasplantados, pero de acuerdo a los integrantes del comité no presentaron permisos.

Además, reportaron que los trasplantes tuvieron lugar en un predio con signos de haber sido incendiado previamente, lo cual les indicó que se trata de una acción planeada con anticipación.

De hecho, la avenida Guadalajara actualmente es únicamente una brecha amplia de tierra suelta debido a que en medio contaba con árboles remanentes del bosque, antes de que esa zona fuera fraccionada. Por ese motivo, vecinos se han opuesto a obras de infraestructura que implique el derribo de los ejemplares que han sobrevivido a la urbanización. No obstante, fueron sorprendidos ayer con este retiro.

Además, ese rumbo se encuentra dividido entre diversos grupos de vecinos tanto por diferencias en cuanto al futuro de Avenida Guadalajara como en Ángel Leaño a la altura del bosque, pues mientras unos quieren pavimentación con concreto hidráulico otros piden obras de menor impacto ambiental, lo cual ha derivado en que se postergue el proyecto.

El último acuerdo con el alcalde Pablo Lemus Navarro fue que su equipo diseñaría otro proyecto ejecutivo más incluyente y sin concreto hidráulico para socializarse, el cual no se ha mostrado todavía.

GT