Mensaje causa alerta en ITEA

(Foto: Archivo)

El 15 de marzo alumnos y padres de familia del Instituto Tecnológico de Educación Avanzada (ITEA) de Zapopan se preocuparon por un mensaje en el baño que advertía sobre una “supuesta masacre” que se ejecutaría ayer. Sin embargo, no pasó a mayores, pero mantuvo la alerta dentro y fuera del plantel.

El mensaje anónimo dictaba que la escuela era elegida para la supuesta masacre y que avisaran a superiores, lo cual provocó que docenas de alumnos no asistieran a clases. “Yo me doy cuenta por mi hijo porque después del colegio me dice que no quiere ir a la escuela y se me hizo raro porque él no falta. Y ya me dijo que habían ubicado un mensaje amenazante en el baño de las niñas de secundaria, que cerraron los baños, que fue la policía de Zapopan, que revisaron las mochilas. Y él estaba bastante preocupado”, dijo una de las madres, quien prefirió el anonimato.

Indicó que hasta ayer no se había enviado una circular o comunicado para dar información oficial y manifestó que el temor persiste entre padres de familia. “Oficialmente todavía no hay una comunicación por parte de la dirección con los padres de familia. Sí (hay temor) porque tenemos todavía muy fresco en la memoria lo ocurrido en Monterrey. No podemos tomarlo tan a la ligera o relajarnos o estarnos tranquilos. Claro que estamos intranquilos”.

Se tuvo acceso a un audio donde el director de la institución, Jesús López, pide a una madre de un alumno difunda en redes sociales una llamada donde aclara que todo está controlado. “La invito que esté tranquila, acabamos de terminar un operativo de mochila segura. Desde ayer a las 7 de la tarde fue enterado nuestro rector del mensaje. Le comparto que hemos tenido que dar tres bajas, sucedió hace tres días, creemos que por ahí viene. Lo que hemos consignado como una broma pesada sin embargo no estamos minimizando ninguna situación”.

El director del campus asegura que desde el mes pasado se contrató a unas personas del ejército para mantener seguridad y que se realizó una revisión para detectar armas o explosivos. El resultado es que no se detectó un ningún objeto peligroso. Además 15 padres ayudaron con el operativo mochila segura. “El alumno quiere generar impacto y lo logra alarmando a los papás. Estamos en revisión de los responsables”.

Cuando este medio se comunicó al ITEA, la asistente de la rectoría dijo fue que no estaba autorizada para dar más datos. Dijo que no se suspendieron clases y que las autoridades ya habían tomado “cartas en el asunto”.

 

HJ/I