No la subestimes, aunque te lo pida

Inspiración. Britt Robertson encarna a la intrépida ama de la moda vintage Sophia Amoruso, quien hizo una fortuna en las ventas por internet. (Foto: Especial)

Los amantes de la moda están felices y cuentan las horas para devorar los 13 capítulos de Girlboss, la nueva serie de Netflix que desde hoy ya está en la plataforma digital.

La serie promete revelar los secretos más guardados del imperio de la moda de Sophia Amoruso, creadora de Nasty Gal, el sitio dedicado vender ropa vintage en Internet.

Amoruso logró sacarle provecho a su excesivo tiempo libre, sorteó dificultades y logró ver aquella brecha en el mundo de la moda para hacerse de su lugar.

Con apenas 20 años y aburrida de ir de un trabajo temporal a otro, Amoruso pasaba sus horas navegando en MySpace, hasta que un día, casi por casualidad, encontró la clave de lo que sería su futuro negocio: la venta de ropa de segunda mano.

Según ella misma cuanta en su autobiografía #Girlboss, publicada en 2014, uno de los primeros objetos que le permitió comenzar su escalada al éxito fue un bolso Channel con el que se topó en una de las tiendas del Salvation Army y al que acabó vendiendo por mil dólares. Así comenzaba esta historia marcada por el dinero, la fama y la moda, que ahora llega a Netflix.

Girlboss es una adaptación de aquel libro autobiográfico de la empresaria y fashionista, que estará centrada en los primeros años de Amoruso, desde sus comienzos en aquel lejano 2006 con la reventa de ropa a través de E-Bay, hasta la posterior fundación de su propio sitio web llamado Nasty Gal.

La actriz encargada de dar vida a la fashionista es Britt Robertson, quien había trabajado en Tomorrowland: en el mundo del mañana y The longest ride. Jay, el exigente padre de Sophia es interpretado por Dean Norris, quien trabajó antes de Breaking bad. También actúan Ellie Reed como Annie, Alphonso McAuley como Dax y Johnny Simmons como Shane.

A lo largo de los 13 episodios que componen la que será la primera temporada de la serie se verá a una protagonista fuerte y decidida, que le hace fuck you! a la vida y lanza frases del estilo: “Vamos, subestímame, ya lo tengo todo pensado”, a todo aquel que se atreva a dudar de ella.

Una de las productoras ejecutivas es Charlize Theron, a quien le rechazaron varias cadenas el proyecto, pero que en Netflix le vieron potencial.

 

JJR/I