Joya de cantera

FIGURA DE COPA. El cancerbero rojiblanco levanta con orgullo un trofeo muy merecido. (Foto: Imago7)

Pocas veces un portero es el gran héroe de un partido. Todo el crédito se lo llevan los autores de los goles. Pero cuando el guardameta supera la frontera que lo separa de sus compañeros artilleros, provoca entonces que los aficionados reconozcan sus intervenciones.

Y así sucedió la noche del miércoles 19 de abril, en el que Miguel Jiménez fue recompensado con el aplauso y el incentivo del grito de “¡Portero! ¡Portero!”, cuando su figura se agigantó en el momento que Morelia asfixiaba a Chivas en el último tramo del partido final del Torneo de Copa MX.

Pero su momento cumbre sería en la serie de los penaltis. Justo después del momento en el que Carlos Salcido falló el primer disparo, Jiménez hizo lo que le correspondía: detener los disparos.

Y quedó claro que la cantera rojiblanca tiene listo a un guardameta surgido de sus entrañas, en el caso de que Rodolfo Cota no pueda quedarse si Pachuca decide no negociar con Chivas un préstamo más o su adquisición definitiva. Además, todo indica que Antonio Rodríguez, quien está a préstamo con León, tampoco volverá al Rebaño.

Jiménez, de 27 años, no ha logrado debutar en Primera División, porque sufre el mal de dicha posición, ya que es en la que menos cambios se hacen, a menos que los errores sean frecuentes.

Jiménez es heredero de otros que se convirtieron en figuras e ídolos forjados en sus fuerzas básicas, como Jaime Tubo Gómez, Ignacio Cuate Calderón, y Javier Zully Ledesma.

Ingrata posición

Para Jiménez no es sencillo convertirse en titular en futuro, en una posición en el que es un personaje extraño en el terreno de juego, siempre en su área, en completa soledad, mientras el juego se desarrolla metros delante de él, y cuando llega el asedio del enemigo, debe estar concentrado para que un error suyo no se convierta en factor en el marcador.

Quien mejor describe la condición en desventaja de un portero es el escritor uruguayo Eduardo Galeano, en el capítulo El arquero, de su libro El futbol a sol y sombra.

“También lo llaman portero, guardameta, golero, cancerbero o guardavallas, pero bien podría ser llamado mártir, paganini, penitente o payaso de las bofetadas. (…) Él no hace goles. Está allí para impedir que los hagan. El gol, fiesta del futbol: el goleador hace alegrías y el guardameta, el aguafiestas, las deshace”.

Jiménez fue el aguafiestas de Monarcas, pero el gran héroe de Chivas, y no sólo en el partido de la Final, sino durante todo el certamen, él estuvo a cargo en los ocho partidos disputados, y en los Octavos de Final ante Correcaminos también fue el gran héroe, cuando les empataron 2-2 en el último minuto, y en la serie de penaltis atajo dos para llevar al Rebaño a los Cuartos.

Chivas vuelve a tener otro portero confiable, y Miguel Jiménez se declara listo para cuando sea requerido en el primer equipo.

Miguel Jiménez Ponce

Fecha de nacimiento: 14 de marzo de 1990

Lugar: Ruíz, Nayarit

Clubes en los que ha militado: Coras de Tepic, Chivas

Debut en Liga de Ascenso: Cafetaleros vs. Coras de Tepic, en el Apertura 2015

Debut en Copa MX: Cora de Tepic vs. Monarcas, en el Apertura 2015

8 partidos como titular en copa

720 minutos jugados

0 minutos en Liga MX

Canteranos destacados

Jaime Tubo Gómez

1950-1964

6 títulos de Liga

Ignacio Cuate Calderón

1962-1974

3 títulos de Liga

Javier Zully Ledesma

1979-1992

1 título de Liga

 

JJR/I