Piden tomar medidas por radiación solar

A cuidarse. Más vale tomar precauciones ante el Sol. (Foto: Alfonso Hernández)

En esta temporada vacacional, en la que se frecuentan las actividades en espacios abiertos, el Instituto de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Guadalajara alerta a la población sobre el alto nivel de radiación ultravioleta que se presenta en estas fechas, pues de un índice internacional del uno al 11, hay días en los que se alcanza un nivel de nueve.

De acuerdo al IAM y al Sistema de Monitoreo Atmosférico de Jalisco (Simaj), entre mayor sea el índice de luz ultravioleta existen mayores probabilidades de que quienes se encuentren expuestos al Sol y sin protecciones en esos momentos sufran quemaduras y daños que, a la larga, pueden derivar en arrugas prematuras, lunares riesgosos e incluso en cáncer de piel.

Dentro de los monitoreos, en los últimos días se ha registrado hasta un nivel nueve de rayos UV; ante esto, las recomendaciones que emiten las dependencias a los ciudadanos a través de sus páginas de Internet son procurar protección adicional para estar en el exterior, es decir, medidas como cremas con factor de protección solar mínimo de 15, lentes oscuros y ropa de manga larga, pero fresca.

Según informan, en pieles oscuras sin algún tipo de agente protector, un lapso de 20 minutos bajo el Sol es suficiente para enrojecerse y comenzar a presentar quemaduras, mientras que utilizar un protector de ese tipo retarda el enrojecimiento hasta por 600 minutos.

“Existe un riesgo muy alto de que la exposición al Sol sin protección resulte perjudicial para la salud. Reduce al mínimo el tiempo de exposición al Sol durante las horas del mediodía, entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Aplícate una cantidad abundante de filtro solar”, indica el IAM.

 En el caso de las pieles muy claras, sugieren factor de protección solar superior a los 50, mientras que en pieles más oscuras recomiendan de 30, previo a exponerse a los fuertes rayos de Sol de la actual temporada vacacional.

Por otra parte, expertos de la UNAM recomiendan considerar también el cuidado a los ojos, que suelen no estar protegidos, pero que resienten a la larga la exposición a intensos rayos ultravioleta.

“La radiación solar puede ser un disparador de tumoraciones malignas como el melanoma coroideo”, señaló el académico Luis Carrasco, quien aseguró que exponerse prolongados periodos al Sol cuando está más potente, así como no procurar la sombra ni el uso de lentes oscuros, puede ocasionar prematuramente desde pequeños tumores benignos hasta cataratas y degeneración macular, enfermedad propia de los adultos mayores que les provoca ceguera.

“La radiación solar puede ser un disparador de tumoraciones malignas como el melanoma coroideo”
Luis Carrasco, académico

 

JJR/I