Planean el Club Tapatías

(Foto: Especial)

Nada era esperado, mucho menos convertirse en campeonas de la Liga Mexicana de Voleibol (LMV). Lo único en común era el espíritu de lucha y las ganas incansables de lograr el título.

Soñado, sí, tangible, muy poco. Tapatías, el más reciente equipo de voleibol en Jalisco, logró adjudicarse al campeonato mexicano de esta disciplina el domingo, y los ánimos están a tope.

Luego de un paso firme y contundente durante el transcurso de la liga en este año, Tapatías hizo lo que no logró el año pasado: liderar la tabla general y llegar como favoritas a Final Four de la LMV. “Fue una ronda difícil, especialmente la Final, porque sostuvieron un encuentro muy reñido, donde al final, con todo por delante, lograron salir campeonas”, narra el dueño del equipo Héctor Oroz.

Los antecedentes del equipo no fueron muy alentadores. Su primer año en la liga fue devastador, pues no consiguieron ganar nada y salieron de la liga. Este año, el panorama cambió, y ya con refuerzos adquiridos, Tapatías pisó con pie derecho para dominar de principio a fin todas y cada una de las fechas.

Luego de adjudicarse la copa, Tapatías busca ser un innovador proyecto que repercuta en el levantamiento del voleibol en Jalisco. Ante ello, Oroz asegura que está a sólo unos días de abrir la Academia Tapatías en el Gimnasio Joli Ramírez, para lo cual ya tiene a 30 niñas inscritas.

“Queremos que este proyecto crezca en beneficio del voleibol de Jalisco; ser un semillero, integrar nuestro equipo varonil y tengo pensado armar un club de Tapatías, donde además de haber cancha y espacios para el voli, haya convivencia (…) Eso no existe y tenemos que hacerlo”.

Lo que viene para Tapatías es meterse a jugar en los torneos más importantes de voleibol de México. Ya se tiene pactado que el equipo viaje a Cancún en días próximos para un torneo en el que se juega por dinero. “El dinero sería para ellas, como un estímulo”, aseguró el dueño del equipo.

“Tengo pensado armar un Club de Tapatías, donde además de haber cancha y espacios para el voli, haya convivencia (…) Eso no existe y tenemos que hacerlo”
Héctor Oroz, propietario de Tapatías

Triunfan sin entrenar

La llegada de jugadores de otros estados y ese común aliento de triunfo le dieron al equipo jalisciense vitorias consecutivas, con un factor que lejos de jugar en contra, parece que les ayudó: la falta de entrenamientos.

No fue hasta los días previos a la Final Four que Tapatías comenzó con sus entrenamientos, una semana antes de la ronda Semifinal. Aún así, el equipo logró tener un destacado desempeño, trayéndose el título de la liga en exhaustivos encuentros con lo mejor del voleibol mexicano.

Parte de ese éxito, afirma Héctor Oroz, es la integración de jugadoras de alto nivel. “Ahora ya tenemos el equipo campeón y hay que conservarlo así. Tapatías es un equipo que incluye o aporta a cinco jugadoras de selección nacional. Para el próximo campeonato no sé aún si siga Carla Orellana, pero ya estoy en busca de un central contundente para suplirla”.

 

JJR/I