MC y la piedra en su zapato

Con la llegada de Héctor Pizano Ramos a la dirigencia estatal, todo indica que el PRI se convertirá en la “piedra en el zapato” del alfarismo y del partido Movimiento Ciudadano y que a cada acción naranja habrá una reacción tricolor.

Ya lo advirtió Pizano Ramos anteayer a las puertas del Instituto Electoral tras interponer una queja contra MC por difamación: “Esperamos que esto sirva para terminar este tipo de campañas que han sido la marca de Movimiento Ciudadano y, sobre todo, para que dejen de mentir y engañar a los ciudadanos. A partir de este momento el PRI ya no dejará pasar estas estrategias de engaño que buscan confundir y desorientar a los ciudadanos que de la política esperan otras cosas…”.

Y como director de orquesta, el dirigente del PRI marcará la pauta a seguir por sus regidores en los Ayuntamientos que gobierna el partido MC para convertirse en una verdadera oposición, pues en lo que va de las administraciones municipales la ausencia de crítica ha sido la característica opositora en los Cabildos –de todos los partidos-, con la natural sospecha de que han sido “maiceados”.

En este sentido hay un hilo conductor que demuestra cómo a partir de la llegada de Pizano a la dirigencia se ha incrementado la voz crítica del priismo, en contra del alfarismo, en los municipios donde es oposición, particularmente en Guadalajara donde la regidora Ángeles Arredondo venía dando la batalla en solitario, en algunas ocasiones hasta en exceso. He aquí los casos más recientes:

1. Regidores del PRI en Guadalajara exigen una investigación a fondo sobre el video donde el gobierno municipal estigmatiza y discrimina a un sector de la población al identificarlos como infractores de la ley.

2. La queja interpuesta ante el IEPC por la publicación de un falso desvío de recursos por varios millones de pesos por parte del gobernador Aristóteles Sandoval Díaz que, incluso, provocó el rechazo del mismo coordinador de la bancada legislativa de MC y actual presidente del Congreso del Estado, Ismael del Toro.

3. La exigencia de los regidores priistas en Guadalajara para que se aplique una encuesta sobre la desaparición o no de las tradicionales calandrias jaladas por caballos y su sustitución por las llamadas “motocalandrias”.

4. El posicionamiento de la dirigencia estatal del PRI sobre los contratos millonarios que el Ayuntamiento de Guadalajara otorga de manera directa –sin someter a licitación- a las empresas de comunicación vinculadas al partido Movimiento Ciudadano.

5. La denuncia de los regidores priistas en Zapopan y de la dirigencia municipal del PRI en ese municipio de las evidencias de cómo se favorece desde el Ayuntamiento zapopano a las mismas empresas de comunicación ligadas a MC.

Y seguramente al paso de las semanas se sumarán más “cuentas” a éste rosario de denuncias, señalamientos y críticas en contra de quien políticamente es el más fuerte adversario del PRI en la lucha por la gubernatura en 2018, con la certeza de que indudablemente al alfarismo responderá con las armas que tenga al alcance, pues no creo que se quede de brazos cruzados.

En este cambio de actitud del priismo hacia el alfarismo con la llegada de Pizano a la dirigencia del PRI, lo interesante será conocer cómo responderá, atajará o contrarrestará Movimiento Ciudadano y sus gobiernos dichas críticas y denuncias, pues eso nos dará también una idea de la intensidad de la “guerra” que se desatará en las campañas del 2018.

Hasta el momento, los señalamientos del PRI contra los gobiernos emecistas y el propio partido han sido puntuales, con fundamento donde se requiere de pruebas y con argumentos en los casos donde se cuestionan decisiones de gobierno.

Habrá que esperar también para conocer qué tanto permea en la ciudadanía la tarea y acción opositora del PRI.

ES TODO, nos leeremos ENTRE SEMANA.