Comando asesina a líderes huicholes

Crimen. Agustín fue la primera víctima del comando. (Foto: Grisel Pajarito)

Un grupo armado mató a Miguel Vázquez Torres, ex presidente del Comisariado de Bienes Comunales de San Sebastián Teponahuaxtlán, y a su hermano Agustín; esto ocurrió la tarde del sábado. Ambos fueron ultimados en el municipio de Tuxpan de Bolaños.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE), Agustín, de 30 años, fue la primera víctima del grupo armado conformado por varios hombres que le dispararon en la plaza principal.

Herido de gravedad, Agustín fue trasladado al Centro de Salud de Tuxpan, a unos metros de donde fue agredido. Ahí murió. Luego de que su hermano, Miguel, lo reconociera en el lugar, al salir de la unidad médica el mismo grupo armado lo acribilló. Donde murió Miguel se aseguraron casquillos de armas largas.

La FGE atribuyó los ataques a una célula delictiva que opera entre los límites de Jalisco y Zacatecas.

Para apoyar la investigación acudieron al lugar Eduardo Almaguer Ramírez, fiscal general; Raúl Alejandro Velázquez Ruiz, comisionado de Seguridad Pública; y Fausto Macilla Martínez, fiscal regional.

Los hermanos Vázquez Torres pertenecían a la etnia wixáritari de la histórica comunidad de San Sebastián, donde eran líderes comunitarios.

El 22 de septiembre de 2016, Miguel Vázquez Torres, entonces presidente del comisariado, participó en la restitución de 185 hectáreas a la comunidad. En aquella ocasión los ganaderos mestizos, inconformes con el fallo del Tribunal Unitario Agrario del Distrito 56, bloquearon el paso a la comunidad y a la prensa, donde destacó la ausencia de autoridades municipales, estatales y federales.

Defensores

Quienes conocían a los hermanos Agustín y Miguel Vázquez Torres señalan que ambos eran promotores y defensores de derechos humanos. El primero, abogado, y el segundo, profesor y ex presidente del Comisariado de Bienes Comunales de San Sebastián Teponohuaxtlán y Tuxpan, en Mezquitic y Bolaños.

Miguel participaba en el Consejo Regional Wixárika por la Defensa de Wirikuta (CRWDW), que tras una década de litigios por 10 mil hectáreas de la comunidad San Sebastián Teponohuaxtlán y Tuxpan que fueron invadidas por ganaderos de Huajimíc, en La Yesca, Nayarit, obtuvo 13 sentencias favorables que abarcaban 2 mil hectáreas. En septiembre 2016 cientos de huicholes tomaron posesión de 184 hectáreas en medio de un tenso clima, como reportó El Diario NTR Guadalajara.

Agustín era licenciado en Derecho con especialización en derechos humanos. Se le describe como un joven preocupado por su familia, que con muchos sacrificios logró estudiar la carrera de Derecho. Aficionado a la cocina, sirvió a su comunidad en distintos espacios de la administración pública, entre otras como promotor forestal y en el Instituto Nacional Electoral. Con su muerte deja una esposa y una hija.

Miguel era un activo defensor de los intereses de su comunidad, a la que encabezó en la defensa de sus tierras en La Yesca, Nayarit. Participó en el CRWDW, una organización autónoma integrada por las autoridades tradicionales, agrarias, civiles y miembros de las comunidades del pueblo wixárika ubicadas en la sierra madre occidental en Jalisco, Nayarit y Durango, que lucha “contra los embates y las violaciones de los derechos humanos y fundamentales del pueblo Wixárika”. Deja una viuda y cuatro hijos.

El 1 de abril, Santos de la Cruz, coordinador general del CRWDW, denunció que con otros wixárikas fue interceptado en el camino por hombres armados a bordo de una camioneta, que los persiguieron en el municipio de Villa Guerrero.

Presumen altercado

A través de la página web consejoregionalwixarika.org, esta comunidad dio detalles de lo que sucedió con Miguel Vázquez Torres y de su hermano Agustín.

En este comunicado, en el que en primer lugar se establece que el pueblo wixárika está de luto, se informa que el asesinato tuvo lugar alrededor de las 18 horas del sábado en el poblado de Kuruxi Manuwe, en Tuxpan de Bolaños.

Ese mismo día estaba programado un coleadero en su comunidad de origen, mismo al que se dirigían los hermanos; presuntamente habría sucedido un altercado en el que se les privó de la vida.

“Hasta el momento no se han encontrado a los responsables del doble homicidio, se habla de que quienes lo realizaron eran sujetos ajenos a la comunidad”, se consigna.

La Fiscalía General del Estado acudió al lugar de los hechos. Los cuerpos fueron levantados para realizar la autopsia; después serán devueltos a la comunidad para que sean velados y sepultados.

Miguel Vázquez, además de integrante activo de la defensa de los lugares sagrados del pueblo wixárika, también fue uno de los fundadores en 2010 del Consejo Regional Wixárika por la Defensa de Wirikuta e integrante de la mesa jurídica.

Sobre Agustín se establece que fue “una persona comprometida con su comunidad, padre de familia, que logró una carrera profesional en derechos humanos, pues estaba a favor de la defensa del territorio y el respeto a los derechos humanos e indígenas”.

Por último, la comunidad ofreció sus condolencias a la familia de los asesinados.

Posicionamiento

. Los diputados federales de Movimiento Ciudadano condenaron el asesinato de Miguel Vázquez Torres y su hermano Agustín

. A través de un comunicado aseguraron que el crimen es producto de la ausencia del Estado en su comunidad

. Las autoridades sabían del riesgo con el que vivían estas personas, afirmaron

. Estos legisladores recordaron que en 2013 las autoridades de la comunidad enviaron una carta al presidente Enrique Peña Nieto para que la Federación interviniera para que se diera cumplimiento de las sentencias obtenidas a favor para la restitución de tierras, además de dar seguimiento a los programas de atención a conflictos sociales del medio rural

. Entre otros puntos, exigieron una comisión especial y una mesa de trabajo encabezada por la Secretaría General de Gobierno, por la fiscalía y la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, en conjunto con autoridades agrarias y tradicionales de las comunidades indígenas

. La finalidad de lo anterior es atender la situación y que se garantice la integridad física de los miembros de la comunidad

Presunción

La fiscalía atribuye los asesinatos a un grupo delictivo que opera en los límites de Jalisco y Zacatecas

 

FV/I