QUINTO PATIO

Juan Zepeda Hernández, ex candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México, vino a Jalisco a presumir que en la elección de junio obtuvo 1.1 millón de votos co-mo-nun-ca- an-tes había logrado un postulante de ese partido, que dicho sea de paso, no le alcanzó más que para el tercer lugar en los resultados. Pero para él fue un triunfo, tan así que anda por todo el país diciéndole a los perredistas y a los que no se definen que se vengan con él a su Frente Amplio Democrático, para juntar la mayor cantidad de votos posibles para el candidato que decidan elegir para 2018 a nivel federal.

Eso sí, en Jalisco tiene muy claro que es con Enrique Alfaro o perder. Por eso le hizo ojitos al alcalde tapatío, le habló bonito y hasta le dejó saludos para que se anime a aceptar al PRD rumbo a la gubernatura. Aunque Alfaro todavía ni cumple con la ratificación, y ya lo quieren sonsacar para las elecciones de 2018.

***

La disputa por la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) empezó con las organizaciones civiles. Al parecer para contrarrestar el colectivo de derechos humanos integrado por Tómala y otras organizaciones civiles que evaluarán a los aspirantes y darán su punto de vista, surgió Promotores y Defensores de los Derechos Humanos Jalisco (Prodehjal), el cual también los invita a comparecer.

Los que estarán vueltos locos serán los 29 aspirantes, porque tendrán que comparecer en el Congreso de Estado, responder la invitación de Wikipolítica de entregar sus documentos y ahora con Prodehjal. ¿A quién le harán caso? Pues está por verse si acuden a los llamados de las organizaciones civiles porque eso de convencer a dos o tres está difícil.

Pero lo cierto es que este nuevo colectivo tiene más simpatías con la titular de la Comisión de Derechos Humanos, Refugio Ruiz Moreno, que el otro de Tómala. Todo parece que fue plan con maña para no dejar el peso mediático a estas organizaciones civiles que se han estado pronunciando, pues de repente surgieron otras que dicen representar a 200 organizaciones.

***

Esta semana será intensa todavía en el tema anticorrupción porque falta conocer si los ayuntamientos validaron la reforma constitucional y aprobar la ley estatal anticorrupción. Pareciera que todo es fácil y que ya hay acuerdos entre bancadas, pero siempre hay ligerezas que los diputados locales deben limar.

Por lo pronto, los panistas, el diputado independiente Pedro Kumamoto y organizaciones civiles no están de acuerdo en cómo se aprobó, y seguramente habrá declaracionitis. Habría que analizar si todos esos sinsabores logran presionar lo suficiente para ser escuchados, porque hasta los propios diputados se quedaron casi callados.

El PAN comenzó un poco a pelear en tribuna, pero fue un debate pactado donde sólo fijaron posturas, sin argumentar a favor ni en contra, y Kumamoto ni siquiera se hizo escuchar para objetar. Los detalles aún no los entienden y aunque tomaron en cuenta parte de lo que pedía la sociedad civil, no le hicieron caso en todo, y el sistema estatal anticorrupción está cojo. Hay que ver cómo aprueban la letra chiquita, es decir, las leyes secundarias para saber cuánto se avanzó. Aún no se puede presumir que es el mejor a nivel nacional.

***

Les contamos que ahora con las lluvias, el Museo de Paleontología, allá por el rumbo al parque Agua Azul, está dando de que hablar con todas las goteras que tiene. Esta vez, con los cursos de verano, a los paseantes les tocaron las goteras en plenas actividades.

Mínimo había una gotera en cada sala y junto con el mamut; y no se advierte que vayan a repararlas. Incluso dentro, los visitantes hasta sentían que se mojaban. Ver y creer.

qp@ntrguadalajara.com

FV/I