Chivas va por todo

(Foto: Imago7)

Casi dos meses después de la polémica Final entre Chivas y Tigres, ambos se reencuentran en una cancha y en partido oficial.

La razón del nuevo enfrentamiento a una semana de iniciar el Torneo Apertura 2017 es definir el Campeón de Campeones: la UANL como monarca del Apertura 2016 y el Rebaño del Clausura 2017.

Así como para los rojiblancos y todos sus seguidores está muy presente aún el festejo y la euforia que provocó el conquistar un título de liga más de 10 años después, en los felinos permanece muy fresco en su memoria el polémico desenlace de la última Final en la cancha del Estadio Chivas.

En tiempo de compensación, Chivas ganaba 2-1 y defendía a muerte su mínima ventaja, Ismael Sosa estaba listo para fusilar a Rodolfo Cota y Jair Pereira hizo contacto con él dentro del área, pero el árbitro Luis Enrique Santander dejó correr la acción.

En los días previos al enfrentamiento de esta noche, Matías Almeyda revivió la controversia al reconocer que efectivamente el penalti existió, pero aclarando que en caso de que se hubiera recurrido al Videoarbitraje (VAR) para revisar la jugada, también se habrían marcado otras faltas que les favorecían en el partido de Ida de aquella Final.

Posteriormente, el portero Nahuel Guzmán le respondió a su compatriota argentino: “Si quieren pateamos el penal, pero me parece que ya no cuenta, el partido terminó, el campeonato terminó, hubiesen dicho antes que era penal, pero ya está”.

La conclusión de Almeyda al debate es la más simple: “Es futbol”.

Y hoy, Chivas tendrá la oportunidad de reafirmar su campeonato, o Tigres de por lo menos obtener una pequeña revancha.

Sin embargo, las circunstancias son distintas a la serie jugada el 28 de mayo. Y es que el Guadalajara pisará la cancha del Stubhub Center con bajas sensibles como la de los seleccionados Hedgardo Marín, Jair Pereira, Orbelín Pineda, Rodolfo Pizarro y Alejandro Mayorga, agregándose los lesionados Alan Pulido, Isaac Brizuela, Carlos Cisneros, y Eduardo López.

La consecuencia, es que Almeyda debe recurrir a un grupo de jóvenes, algunos con pocos partidos en Primera División, y otros que no han debutado.

Con tales condiciones, Chivas intentará conquistar un triplete histórico, y Tigres de lamer sus heridas.

“Cuando se trata de obtener un título se requiere de seriedad, profesionalismo y las ganas de seguir mejorando; es un partido lindo, importante y ojalá que estemos a la altura de la situación”
Matías Almeyda, técnico de Chivas

Con dientes afilados

En Tigres hay un deseo permanente de ganar. Si después de la época gloriosa con sus dos primeros títulos de liga en 1978 y 1982 pasaron a ser un equipo gris, desde la resurrección en 2011 se han acostumbrado a sumar campeonatos o a estar presentes en finales para sumar ya cinco títulos, lo que habla de un equipo protagonista.

El sentir general del equipo es tratar de no distraerse en el pasado reciente con Chivas, y Jorge Torres Nilo pone de manifiesto su deseo de sumar otra conquista.

 “Es importante ganarlo porque se tienen que ganar todos los torneos, todos los trofeos, pero para nosotros la visión es ir a ganar y simplemente enfocarnos en lo que tenemos enfrente para lo que es el torneo”. Omar Fares

Once por once


Árbitro: Óscar Macías

Estadio: Stubhub Center

21:30 horas

TV: Azteca 13/TDN

FV/I