A evitar penumbras

(Foto: Imago7)

Juan Carlos Osorio llega hoy a su momento más crítico desde que está al mando de la selección mexicana.

Esta noche está obligado a ganar a Curazao en Copa Oro. Y no sólo por demostrar la superioridad futbolística de México como selección de futbol, sino también porque una combinación de resultados lo puede dejar eliminado de la competencia, lo cual resultaría humillante, y entonces los focos rojos se encenderían al máximo.

Nada importará que su auxiliar Luis Pompilio Páez asuma la responsabilidad de lo que suceda en caso de un resultado negativo, el impacto recaerá en Osorio, quien sigue cumpliendo con la sanción impuesta por la FIFA tras su exabrupto en la Copa Confederaciones.

Si el primer partido ante El Salvador generó ciertas dudas pese a la victoria de 3-1, quedó una sensación de que una mejor colectividad hubiera hecho posible obtener un triunfo amplio sobre un adversario que no le ofreció muchos argumentos futbolísticos.

Y esa inquietud pasó a preocupación en el encuentro ante Jamaica, ya que el empate de 0-0 frente a una selección que en nada se asemeja a la de sus versiones anteriores, abrió las interrogantes de la capacidad de Osorio para descifrar defensas tan cerradas más allá de tratarse de un Tricolor alternativo.

La insistencia en las rotaciones en las alineaciones es también un tema que parece entrar en una etapa de desgaste mental para él y para sus detractores, quienes al no ver resultados positivos encuentran un terreno fértil para la crítica en contra del técnico.

El rival de esta noche, Curazao, parece ser el idóneo para sacudir una presión muy fuerte. El equipo dirigido por el holandés Remcko Bicentini, sucesor de su compatriota el mítico Patrick Kluviert, no ha tenido fortuna en el actual certamen.

Si bien no ha sido goleado en sus dos intervenciones ante Jamaica y El Salvador, en ambos juegos no fue capaz de anotar goles, y a cambio recibió dos en cada uno, lo cual lo tiene en el último lugar del Grupo C sin posibilidades de clasificar.

La motivación que tendría el equipo curazaleño sería simplemente herir de muerte al todavía llamado Gigante de Concacaf, para así despedirse de una manera digna.

Si hoy el Tricolor hace un juego sin dejarse llevar por la ansiedad, y Osorio hace los movimientos adecuados a través de Pompilio, no debe existir ningún problema para avanzar a la segunda ronda del torneo.

Once por once


ÁRBITRO: Por definir

ESTADIO: Alamodome

19:30 HORAS

TV: Azteca 13/Televisa/TDN

Para hoy

JAMAICA vs. EL SALVADOR

ESTADIO: Alamodome

19:30 HORAS

FV/I