Copa Oro, calvario para técnicos

(Foto: Especial)

La Copa Oro representa para México el mejor evento en el que puede desplegar un futbol más abierto, y en el que históricamente ha sido muy ganador.

En teoría, al ser el país con una liga más organizada, con mejores jugadores que el resto de los que integran el área de la Concacaf, es el que está por encima en la parte futbolística.

Sin embargo, desde el primer torneo realizado en 1991, el Tricolor ha sufrido con sus rivales de zona, lo cual le ha causado críticas a los jugadores y técnicos en turno.

Y es lo que vive actualmente el colombiano Juan Carlos Osorio, quien probablemente imaginó que el certamen podría ser un oasis luego del descalabro en Confederaciones al quedarse con un cuarto lugar, cuando se le había contemplado como un aspirante al título.

Lapuente, la primera víctima

En Copa Oro, el primer fracaso, precisamente en 1991, pasó una factura muy alta al orillar a Manuel Lapuente a renunciar a su cargo de director técnico cuando no pudo avanzar a la Final luego de caer en Semifinales frente a Estados Unidos.

Dos años después, en las tres ediciones restantes, 1993, 1996, y 1998, México conquistó el triplete. De los tres campeonatos, el de 1993 fue en el que México, con un equipo muy alternativo ofreció su mejor versión al mando de Miguel Mejía Barón.

En la Copa de 1996, ya con Bora Milutinovic como técnico, el representativo verde batalló, pero en la Final se motivó ante el invitado estelar Brasil, y con una actuación memorable de Cuauhtémoc Blanco ganó 2-0.

Lo mismo sucedió en 1998, con Manuel Lapuente como sucesor de Milutinovic, y en la Final ante Estados Unidos, el juego se definió con un gol de oro de Luis Hernández en tiempos extras.

La Volpe, entre luz y sombra

En el inicio del siglo 21, el panorama se le puso complicado a México que de nuevo los rivales de Concacaf le avisaron que no era el gigante de la zona.

En el torneo del 2000, el modesto Canadá lo eliminó en la fase de Cuartos de Final, un fracaso que sería tomado en cuenta poco después para despedir a Lapuente.

Para 2002, Javier Aguirre no pudo contagiar la energía que había hecho posible la clasificación al Mundial de ese año, y el invitado Corea del Sur lo liquidó en Cuartos de Final.

La siguiente Copa Oro la ganaría nuevamente México con Ricardo La Volpe como estratega, sin embargo, la fase de grupos es una de las peores que se le recuerda a una selección mexicana.

Hasta antes de jugar la Final contra Brasil, el funcionamiento era cuestionado, y en todos los partidos jugados en el Azteca se escuchaba el grito de “¡Fuera La Volpe!” acompañado del nombre de “¡Hugo! ¡Hugo!”, quien siempre asistía a los juegos para ejercer más presión sobre su enemigo.

Cuando nadie lo esperaba, el Tri dio su mejor partido ante el Brasil Sub 23, y venció en tiempo extra con gol de oro de Daniel Osorno.

En 2005, La Volpe no pudo repetir su éxito y quedaron eliminados en Cuartos de Final.

El fracaso de Hugo

El primer golpe bajo para Hugo Sánchez como técnico Tricolor fue su derrota ante Estados Unidos en la Final de 2007. Fue dicha caída, la que le puso un pie fuera de la selección, ya que al perder dicho juego, perdió su derecho a participar en la Copa Confederaciones de 2009, y a la vez, la Federación Mexicana de Futbol dejó de percibir ganancias millonarias que se generan por publicidad.

En 2009 y 2011, México ligó un doblete al derrotar a su némesis Estados Unidos, pero en 2015, Miguel Herrera vivió su pesadilla y si avanzó y ganó la Final fue gracias al cobro de un penalti inexistente ante Panamá.

Hoy, Juan Carlos Osorio atraviesa por una fuerte crisis futbolística, que no fue ajena a sus antecesores, y que a algunos de ellos les costó dejar el banquillo.

7 veces México ha sido campeón en Copa Oro

6 veces no ha sido campeón

3 veces ha sido eliminado en Cuartos de Final

3 ocasiones ha sido subcampeón

EH