Más vale prevenir; se llenan papelerías


A menos de dos semanas del regreso a clases del nivel básico y a una del de media superior y superior, los padres de familia ya invaden las papelerías del centro en busca de ahorro económico y de tiempo; aplican el famoso dicho “más vale prevenir”.

“Ahorita es el momento de comprar, porque después se llena terrible y es imposible comprar los útiles. O te encuentras ya lo maltratado o hasta no encuentras lo que buscas. Sinceramente, más vale prevenir que lamentar ya no encontrarle los útiles a tus hijos y andes como pena en diablo”, aseguró Carmela García.

“Yo vine antes por lo bueno y barato. Los de las papelerías luego les suben los precios a las cosas y más cuando se dan cuenta de que ya no hay en cierto lugar. Vengo antes también para ahorrarme tiempo y mucho dinero. Si no vienes antes, el fin de semana antes de entrar es un infierno”, manifestó Carolina Jaime.

“Antes es mejor, porque el día antes de entrar esto está lleno y no hay manera. No me gusta andar de prisa ni arriesgándome a que me roben. Es más complicado y feo. Además, si vienes ahorita, encuentras calidad y buenos precios, aunque todavía no te den descuentos”, comentó Fabiola Ruiz.

Lo más buscado por las personas son las libretas de cuadricula y raya, paquetes de borradores, lápices, plumas negras y azules, plumones, colores, plástico para forrar, juegos de geometría, sacapuntas, entre otros artículos.

A sufrir

Algunos trabajadores señalaron que lo ideal es dar precios bajos para obtener más clientes y dar descuentos en las listas de útiles, así como dar mayoreo después de cinco piezas; además, comentaron que lo más pesado en el fin de semana previo al 14 y 21 de agosto, como siempre, es atender a padres de familia que dejan la lista de artículos escolares para el último y saturan los comercios de papelería.

“Ahorita está tranquilo, deje que llegue el fin de semana antes de entrar, esto se convierte en una locura porque los padres de familia saturan la papelería y ni a los trabajadores dejan pasar. Es terrible. Se vienen a esta papelería porque tenemos los precios más bajos”, comentó una de las trabajadoras de este tipo de negocio.

“Siempre para entrar a clases es lo mismo y más cuando das descuentos en la lista escolar. Algunos los dejan al último porque es cuando se dan los descuentos, pero es cuando se pone pesado, por eso yo creo que algunos se vienen desde antes”, dijo un trabajador de otro negocio.

“Yo vine antes por lo bueno y barato. Los de las papelerías luego les suben los precios a las cosas y más cuando se dan cuenta de que ya no hay en cierto lugar”
Carolina Jaime, compradora

JJ/I