El teatro como terapia de rehabilitación

Efectivo. La fundadora del colectivo usa su propia experiencia en los proceso que afectan tanto a los adultos mayores o personas con discapacidades. (Foto: Cortesía)

Después de un aparatoso accidente vial de camino a su trabajo, la artista escénica Jéssica Cortés se replanteó su trabajo. En su propia condición de discapacitada, cuando estaba en recuperación de un fuerte golpe en la cabeza, comenzó a llevar sus habilidades escénicas para su propia rehabilitación y la de otros que, como ella en ese momento, no contaban con todas sus capacidades físicas. Poco a poco se dio cuenta del poder que tiene el teatro aplicado en este aspecto, pero se dedicó firmemente a comprobarlo con la ayuda de especialistas en neurociencias.

Ya en 2014, con la ayuda de amigos y colaboradores fundó la asociación civil Espiral en Narración GDL, que a través del programa #YoSoyRennee –las siglas de Rehabilitación Escénica Narrativa En Adultos Mayores–, se dedica a contar las historias de los adultos mayores en varios asilos de la ciudad, esos relatos que ya nadie quiere oír.

“El teatro puede lograr muchas cosas, unos diálogos hermosos que al parecer no son tan parecidos a nosotros”, dijo Jéssica Cortés sobre su actividad. “Se me ocurrió que un poco como yo me rehabilité con el teatro, aplicarlo para ellos y que a cambio nos dieran sus historias”.

El programa se acerca a alrededor de 120 adultos mayores beneficiados en seis asilos, cinco en Guadalajara y uno en Tala, Jalisco, que aprenden sobre ciertas habilidades escénicas de manera gratuita y en donde la asociación se ha encontrado con una gran cantidad de historias familiares, o sobre la ciudad, incluso del país, pero también historias de abandono y desolación.

Lo que buscan es, de alguna manera, mejorar la calidad de vida actual de los adultos mayores, y lograr que ciertas actitudes que se desarrollen positivamente dotándolos de una nueva forma de expresión.

Primeros residentes en la independencia

El colectivo que encabeza Cortés, de hecho, fue el grupo elegido para formar parte de la primera residencia artística que abre la Dirección de Cultura del Municipio en el Centro Cultural Luis Páez Brotchie, en donde buscará las historias que los adultos mayores de la Colonia Independencia tienen que contar y que sean ellos quienes se conviertan en los narradores de la comunidad. La residencia comenzará este lunes.

Por lo pronto, la tarea del colectivo sigue siendo buscar recursos para realizar esta actividad que hacen en conjunto varios voluntarios. Una de estas actividades será cortesía del Coro Mozart, dirigido por Arturo Ascencio Hernández, que ofrecerá un concierto de música sacra el 15 de agosto a las 20 horas, en la parroquia Santa Inés, ubicada en la colonia Alcalde Barranquitas, en Esmeralda 1054, donde se cobrará una entrada de 30 pesos para juntar fondos que ayuden a esta noble causa.

JJ/I