Quiero una bomba estéreo punk

Ayo

Bomba Estéreo

No porque sea bailable debe ser estúpido, esa podría ser la bandera de los colombianos Bomba Estéreo, que en Ayo utilizan el ritmo para lanzar mensajes incendiarios: “Es hora de gritar y dejar de decir lo siento”, canta Lili Saumet en Flower power, que critica la discriminación a las mujeres. Money money money muerde con fuerza a quien sólo quiere dinero e Internacionales que defiende los rasgos comunes latinos (“Para bailar no necesitas lengua”) y Siembra es un tema sobre la misión en el mundo. #Bailahastaquemarte.

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

 

Cost of living

Downtown Boys

Para quienes andan buscando opciones ruidosas y sucias, ésta es buena. Los Downtown Boys, salidos de Rhode Island, estado norteño del white gringo, importante referencia para entender por qué resalta una banda con latinos en su alineación que hacen punk rabioso y cantan cosas como Somos chulas (No somos pendejas) o A Wall. El bajeo es potente, la vocalista Victoria Ruiz tiene toda la actitud y en cortes como I Can’t Wait y Tonta, demuestra sus raíces de old school. #Recomendables.

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

 

Bálsamo

Caloncho

En medio de tanto hater y activismo de sillón, Caloncho debe ser considerado un terrorista por catarle al optimismo, la ternura, el amor, la flora y la fauna. Bálsamo es, musicalmente, refrescante, nada complaciente, luminoso, sonidos caribeños (Mascota), dream pop (No me caigo bien), un poco de psicodelia setentera (Brillo mío). Letras que le hablan a las mujeres con sutileza y simplicidad (Equipo), que se detienen al detalle de un bicho y subliman su presencia  (Campamocha) y se dedican a un niño (Bebé). Es un disco que pone de buenas, no es pecado. #Odiénlomás

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

 

Popular Manipolulations

The Districts

En los estrenos de los viernes me encontré a The Districts con el que resulta ser su tercer disco, Popular manipolulations. No conozco a nadie que su música le haya cambiado la vida, pero tiene todo para convertirse en esa banda que le guste a los hípsters, porque suena a las bandas de su generación. Llama la atención el trabajo vocal de Rob Grote, pero me recuerda a Robert Smith. Violet es un tema ambicioso, Point es muy beatle y Airplane quiere ser tan grandilocuente que aturde. Una banda más del montón. #Loshuevosestáncaros.

CALIFICACIÓN: BAJO TU RIESGO

 

The Rise of Chaos

Accept

Hay muertos que no deberían levantarse nunca, entre ellos la banda alemana Accept. Al anunciarlos como cabeza de cartel del festival Wacken, los metaleros se prendieron, pues cómo no: la banda se imita a sí misma como nunca, Mark Rornillo imita al vocalista original Udo Dirkschneider. Muchas guitarras en Koolaid pueden convencer al metalero no iniciado, pero lo melódico de No regrets es insultante y más querer parecerse a AC/DC como sucede en Analog man, es como si Moderatto cerrara el Vive Latino… ¡ah! eso ya pasó ¿verdad? #Alahoguera.

CALIFICACIÓN: GUÁCALA

@WhoisFranco

JJ/I