Un nuevo intento

(Foto: Imago7)

En Chivas posiblemente tienen presente que el sistema de competencia del futbol mexicano suele ser benévolo aún con los malos arranques, y que muchas veces el que inicia intenso termina con poco combustible, pero que lo más importante es clasificar a la Liguilla.

Ya lo vivieron en el Torneo de Clausura 2016 cuando de manera dramática sumaron ocho partidos sin ganar, y al recuperarse a partir de la Fecha 9 les fue suficiente para colocarse en quinto lugar de la tabla general.

Curiosamente en el Clausura 2017, torneo en el que se coronaron campeones de liga, su inicio fue aceptable e inclusive llegaron y se mantuvieron en la cima durante dos semanas, para después sufrir una baja de juego que redituó en resultados que generaron dudas, aunque luego se recompuso.

El final de la historia ya es conocida.

Al ser el campeón de liga, la responsabilidad y presión es mayor en cada partido, porque se espera que repita título, tal como lo ha prometido su propietario, Jorge Vergara.

Ahora el Rebaño ha iniciado con tres empates consecutivos que lo ubican en la posición once de la tabla general con 3 puntos, es decir, fuera de la zona de clasificación.

Y esta noche visita a Monterrey, colocado en segundo sitio con 7 unidades.

Los Rayados en tres partidos han ido de menos a más. El primero lo empataron 0-0 ante Monarcas, después vencieron por la mínima de 1-0 a Veracruz, y la semana pasada explotaron con una goleada de 3-0 frente a Xolos.

Los números hablan de un equipo muy solvente en la parte baja, y a partir de la Jornada 2 muy eficiente en el ataque con un saldo de cuatro goles a favor y cero en contra.

Mientras, en Chivas los números son muy sobrios con tres goles a favor y en contra, reflejando las dolencias por los vacíos que dejaron en un principio Oswaldo Alanís y Jair Pereira en la defensa, y José Juan Vázquez y Orbelín Pineda en la defensa, pero sobre todo la ausencia de Alan Pulido en el ataque, aunque Rodolfo Pizarro define una vez por partido.

Una victoria del Rebaño sería un buen aliciente para darle confianza sobre todo al grupo de jóvenes que utiliza Matías Almeyda, junto con los experimentados para así fortalecer la idea de que fue acertada la decisión de no contratar refuerzos.

ÁRBITRO: ROBERTO GARCÍA OROZCO

ESTADIO: BBVA BANCOMER

19 HORAS

TV: Televisa

Ansioso por jugar

Orbelín Pineda es uno de los jugadores que se han convertido en el referente de Chivas. A sus 21 años, el medio de contención rojiblanco es uno de los ejes centrales para generar un juego ofensivo en el funcionamiento del sistema de Matías Almeyda.

El oriundo de Coyuca de Catalán, Guerrero, señala que su estado de ánimo está al tope y desea enfrentar con ese ánimo hoy al Monterrey.

“Estoy ansioso, (Monterrey) es un buen equipo, nos vamos a enfrentar grandes jugadores, y por lo tanto por eso se espera un buen partido, pero es importante ganar”.

Pineda acepta que el factor de ser campeones de liga ha cambiado ante los equipos que los enfrentan.

“Se siente la rivalidad de cada equipo y jugador, pero eso es bueno porque te exige más”.

JJ/I