Motivación al doble

RADIANTE. Paola está encantada en su etapa como mamá. (Foto: Edgar Flores)

A un mes de haberse convertido en mamá, la clavadista y medallista olímpica Paola Espinosa retomó su faceta profesional.

Con ánimos renovados y motivaciones al cuadrado, la atleta de Baja California acudió ayer a su segundo día de entrenamiento en la Code Jalisco, en donde atendió a los medios para expresar esta nueva etapa de su vida que la tiene con miras altas.

Luego de una sesión en el gimnasio de clavados y aún sin estar en alberca, la clavadista realizó trabajos de estiramiento y fuerza en brazos, y afirmó que ha sido un regreso complicado.

“La verdad es que ha sido muy pesado, porque decidimos empezar con muy poco e ir avanzando. Sinceramente me tiembla todo, pero es parte del proceso”.

Ahora como mamá y tras un mes de recuperación, Paola se dice llena de nuevas emociones y con nuevas prioridades, aunque la parte profesional está siempre en su mente.

“Hoy, la verdad es que lo que mi hija me hace vivir y esa experiencia de ser mamá no se compara con nada que haya vivido antes; cada gesto nuevo, cada actitud de mi hija me provoca mucha emoción”.

Ahora, la medallista olímpica está de regreso en su carrera de alto rendimiento, pero tendrá que mezclar las labores de madre con los clavados.

“Las prioridades cambian, estoy feliz por mi hija y la verdad es que antes venía, entrenaba más relajada, disfrutaba cada parte de mi entrenamiento, la visión era otra; hoy llego, hago lo que toca hacer entrenando y quiero irme con mi hija”.

La motivación, afirma Paola, ahora está a tope, pues asegura que parte de su regreso es para demostrarle a su bebé que tiene una madre trabajadora y que quiere ser un orgullo para ella.

Las miras, afirmó la atleta, está puestas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, aunque la mirada a largo plazo está en regresar a Juegos Olímpicos.

A pesar de tener pocos días de haber dado a luz, Paola luce una buena figura y se aprecia en forma: “Sigo un poco hinchada, pero vamos trabajando fuerte y a nuestro ritmo. Siempre es una gran alegría estar de vuelta aquí, con Iván Bautista como parte de mi equipo”.

Su pareja, el también clavadista Iván García, estuvo presente en este segundo entrenamiento.

Recuperada

A decir de Paola, su regreso se debió a que físicamente se siente mucho mejor, no tiene dolor y sus trabajos de entrenamiento serán con cargas muy leves

“El siguiente paso será ya estar en la alberca, ver cómo voy evolucionando y el objetivo es estar en los Centroamericanos, sería muy adelantado decir que sucederá, pero el objetivo es ése”
Paola Espinosa, clavadista

JJ/I