Cuevas en la ciudad: adiós a 'l’enfant terrible'

Mirada. La muestra reúne la obra más reciente del artista, fallecido este año, comprendida de 2006 a 2011. (Foto: Alfonso Hernández)

José Luis Cuevas, uno de los personajes más importantes de la plástica mexicana, es para siempre. Su legado, el de todas sus temporadas y el de todos sus experimentos tienen un signo marcado, uno sobre el juego, sobre la forma del dibujo, sobre sus figuras, sus personajes dotados de color, de exuberancia y de movimiento, se encuentran ante todo firmes. Siempre presentes.

De esto da muestra la exposición Por siempre Cuevas, que el Instituto Cultural Cabañas expone con un recuento de su obra más reciente que va del 2006 y hasta el 2011 una de sus últimas etapas más activas de trabajo.

Hace 18 años que la obra de Cuevas se expuso por última vez en el Cabañas y éste es un homenaje por su reciente fallecimiento a los 86 años. La muestra está compuesta por 76 piezas en una sola sala. Todos los cuadros están dedicados a su viuda Beatriz del Carmen, su Beatriz. Varios de sus cuadros son también cartas de amor, donde le habla a Beatriz sobre sus inquietudes estéticas, sobre el autorretrato, el expresionismo, el cubismo (incluso hay una pintura en homenaje a Picasso) y también sobre su relación, sobre las emociones que le despertó estar cerca.

“Vemos obra de un Cuevas distinto, hasta romántico” explicó Rubén Méndez, curador del recinto. “Uno que deja atrás su faceta de l’enfant terrible que lo caracterizó en su primera etapa, aquí consolida varias de sus inquietudes en cuanto al dibujo y podemos verlo en cada cuadro”.

En una de las cartas Cuevas pone: “Mi amada Beatriz. Hoy es día de tu cumpleaños y dibujo para ti esta carta que hasta el día de hoy es la más grande del mundo digo hasta el día de hoy porque ya tengo clavada en la pared una que de alto mide tres metros y espero hacerla mañana mismo. Más que el dibujo la mayor dificultad está en la escritura. El dibujar me lleva más o menos 45 minutos pero el escribirla absorbe más de una hora de mi tiempo, no por el contenido sino por los errores que cometo al manejar la pluma porque a veces le gotea y esto me obliga a seguir tachando”.

El curador del Cabañas comentó que para esta muestra buscaron sobre todo respetar una visión de Cuevas sobre la escritura en la que incursionó varias veces y donde narra su día a día, esta lectura que hace su viuda, ya que todas las piezas forman parte de su colección particular y del Museo José Luis Cuevas del que es directora.

“Queríamos, sobre todo, hablar de estas cartas, de esta relación tan relevante para él y que incluso transformó su forma de ver la vida”, dijo Méndez.

Además de pinturas, dibujos con técnicas mixtas y grabados, la muestra aborda otra de las más visibles facetas, al menos técnicas, del maestro, una más plástica con sus esculturas. Esta recopilación, aunque más grande, se había expuesto ya en Tijuana, Baja California Norte, y es Jalisco el segundo estado en donde podrá visitarse.

La muestra ya está expuesta. La inauguración se canceló porque en estos momentos “México no está para celebrar”, dijo la directora del museo, Olga Ramírez. El Cabañas también funge como centro de acopio para los afectados por el reciente sismo.

Por siempre Cuevas estará montada en el museo hasta el 7 de enero. El museo tiene un horario de 10 a 18 horas de martes a domingo. El ingreso tiene un precio de 20 a 80 pesos. Los martes es entrada libre.

Para saber

La inauguración prevista fue cancelada por los sismos recientes

76 piezas integran la exposición

JJ/I