Movilidad y agencia matrimonial

En la Escuela Superior de Cultura Física y Deportes el primer intercambio estudiantil fue en 1988

La experiencia que se adquiere cuando alguien va al extranjero es sin duda enorme y si va a estudiar, aún más; por ello y otros aspectos existe en casi todas las universidades el proyecto de intercambio académico o movilidad estudiantil.

En la Escuela Superior de Cultura Física y Deportes el primer intercambio estudiantil fue en 1988, con el alumno Benjamín Romero, un joven estudiante y corredor de aquella época y ahora docente del Departamento de Ciencias del Movimiento Humano, Deporte, Recreación y Danza del CUCS, además de ser entrenador de atletismo de la misma universidad.

Este intercambio se hizo por una estancia de dos meses a Cuba, la cual fue muy fructífera porque finalmente los conocimientos y la experiencia adquirida por él se quedaron en el mismo espacio académico de donde egresó.

Pero actualmente esa movilidad estudiantil parecería estar sirviendo para todo, menos para regresar de alguna forma los conocimientos, vivencias y experiencias adquiridas a su propia comunidad. Ya que actualmente (por desgracia no tenemos cifras, pero sí bastantes evidencias) se sabe de alumnos que, independientemente del género, se están quedando en el extranjero por motivos de enamoramiento o simplemente a trabajar en lo que sea, menos a lo que se fueron a estudiar.

Otros, si bien no se quedan en el extranjero, regresan y deciden cambiar de estado, aspectos que en nada coadyuvan al desarrollo de la disciplina en cuestión.

Desgraciadamente no disponemos de datos específicos al respecto, pero sería bueno tener a la mano siempre, de una forma muy elemental, de acceso fácil, transparente, pero sobretodo en esa calidad de rendición de cuentas, quiénes, cómo, adónde y de qué forma transitan por ese proceso de movilidad estudiantil.

En especial cuál es su compromiso con la institución al regreso de dicho desarrollo y de esa forma entenderlo como en la pirinola, donde todos ganan.

En este aspecto de promociones internacionales encontramos dos niveles, los de grado de licenciatura y los de nivel de postgrado. En el grado de licenciatura el proceso es un tanto más fácil y menos conflictivo, pero el de posgrado parecería ser que sólo es para un grupo más élite y con capacidad de enamoramiento, aspectos que se deben transparentar más, porque a veces entra el sospechosismo.

gustavonunom@gmx.com

JJ/I