'Romeo y Julieta' se enamoran ante los niños

Divertido. Las situaciones más lúdicas de la obra son a las que se les hace énfasis para situarse en la posición de los pequeños y que se identifiquen con la obra. (Foto: Alfonso Hernández)

Las historias de amor también se les pueden contar a los niños. Este fin de semana en el Estudio Diana se ofrece Romeo y Julieta para niños, de la compañía A la Deriva Teatro, un regreso muy esperado desde que se estrenó hace 10 años, aunque con otro elenco. Fausto Ramírez dirige esta puesta que ha sido renovada en su musicalización, su escenografía, pero también por su lenguaje: uno preparado para la atención de los niños de entre 6 y 11 años, a quienes está dirigido.

“Tiene las bondades de hablarles a los niños de varios temas que no les son ajenos a ellos en su cotidiano, además presentado de una manera adecuada para que ellos la disfruten”, dijo sobre la obra Cristina Martínez, quien interpreta a la nana. “Me parece increíble llevarle clásicos a los niños y mantener la historia en constante diálogo”.

“Julieta es una adolescente que tiene 14 años que en la mañana está hablando de que no quiere casarse y en la noche ya está profundamente enamorada de Romeo”, dijo Alba Sánchez, quien interpreta este papel principal. “Busco que sea entendible hacia los niños y disfrutable, es un personaje un poco más serio, más real, pero creo que ellos pueden sentirse atraídos hacia su historia justo por eso”.

Sobre la preparación de los actores, que se han integrado a la compañía recientemente, Diego Medrano, quien interpreta a Romeo, contó que han buscado que los niños se sientan en contacto con la historia, que la sientan cercana.

“Ha sido muy divertida la experiencia, la improvisación que empezamos a hacer ha sido interesante, en el proceso de ensayo hemos observado cómo cambian los cuerpos para la interpretación, cuando está dirigido a la joven audiencia es totalmente diferente al resto de los trabajos en la actoralidad, pero ha sido un trabajo muy enriquecedor. Fuimos a ver adolescentes en las escuelas para recordar cómo miran, cómo se expresan, cómo caminan, yo fui así y dibujarlo ha sido el reto más grande. Toda la obra es muy lúdica y muy física: bailamos, cantamos, saltamos”, dijo.

El conflicto de Romeo y Julieta de alguna manera sigue repitiéndose en otras historias de amor imposible a lo largo de la historia y no sólo en la literatura.

Una de las más importantes obras de William Shakespeare se cuenta en esta puesta de una manera lúdica en donde siempre hay movimiento. Al final del día Romeo y Julieta son dos adolescentes que viven su historia en poco más de un par de días y que terminan en una tragedia.

“Hay que hablarles a los niños de manera directa sobre estas tragedias, no podíamos sacarla del montaje porque sería cortar una parte importante de la historia, hay que contarla y hay que apelar a que quienes ven la historia lo van a entender”, dijo Fausto Ramírez. “Parece que a través de ciertos juegos queremos aligerar el mensaje, pero no, es más fuerte que eso, las muertes en escena se vuelven más potentes porque hacemos los personajes más entrañables”.

El amor de estos dos personajes es lo que reconcilia a las dos familias dentro de la historia y éste es el mensaje primordial que tendrá la puesta. Como los Montesco y los Capuleto no recuerdan el motivo por el que comenzó el pleito, “muchos en este país no recordamos cómo comenzó la guerra que nos está matando”.

“Hablarles a los niños del amor como un punto de reconciliación para nosotros es una gran oportunidad”, dijo Ramírez.

El director comentó también que ésta fue una de las obras fundacionales de la compañía cuando daban los primeros pasos hace 10 años y cuando decidieron el enfoque que tendría A la Deriva Teatro, dirigido hacia las primeras audiencias.

“Hay que hablarles a los niños de manera directa sobre estas tragedias, no podíamos sacarla del montaje porque sería cortar una parte importante de la historia, hay que contarla y hay que apelar a que quienes ven la historia lo van a entender”
Fausto Ramírez, director

NO TE LO PIERDAS

La obra se presentará los fines de semana del 14 al 28 de octubre, sábados y domingos a las 13 horas en el Estudio Diana. Los boletos tienen un precio de entrada general de $100 y $80

JJ/I