La UdeG activa cuota de equidad

(Foto: Cortesía)

Con el objetivo de apoyar a jóvenes de las comunidades indígenas que tengan el deseo de estudiar medicina, principalmente, la Universidad de Guadalajara (UdeG) activó la cuota de equidad para que paguen una cuota mínima cada semestre durante su carrera.

El jefe de la Unidad de Apoyo a Comunidades Indígenas (UACI) de la UdeG, el maestro Juan Manuel Franco Franco, detalló que tal cuota ya se ha designado a 10 jóvenes.

“Triquis, huicholes, coras, tepehuanes y náhuatls están entrando a carreras que antes no entraban como a medicina. Todos hacen un trámite regular, algunos entran por sus propios méritos y el rector está apoyando el ingreso a medicina para los que por sus méritos no entran, lo hagan. Está aplicando una especie de cuota de equidad para que haya representación, aquí en Guadalajara”.

Juan Manuel Franco comenta que platicando con Roberto Rivas Montiel, coordinador General de Control Escolar, un buen indicador para ingresar por parte de los alumnos de origen indígena es que tengan más de 500 puntos en las tres áreas que se califican en la prueba de aptitud. “Escogemos a los mejores 10 y ya de esos, el rector decide cuántos mete, hasta el momento ha metido a todos”.

Franco Franco explicó: “les damos seguimiento. Una vez que ingresan los reciben, de entrada el primer ingreso a medicina es como de 6 mil pesos porque tiene que apoyar para laboratorios y demás, entonces se les dispensa y pagan 50 pesos. Les damos seguimiento y si algún alumno anda fallando vamos, platicamos con él y luego con el asistente del rector, entonces se le asignan tutores”.

Aseguró que hasta el momento los jóvenes van bien y que no han tenido bajas, a excepción de un problema con una pareja, “sólo unos de los que ingresaron salieron, estaban casados los huicholes y empezó haber violencia intrafamiliar y a la chica la sacamos y estamos viendo mandarla a otra casa con apoyo de la Casa Alejandro Fernández (una fundación)”.

El jefe de la UACI dice que el reto no es que entren, “porque entran todos pero se sale la mitad. Ya después de mucho insistirles por fin pusieron el semestre cero, que es para regularizarlos. El reto es que entren y acompañarlos para que no se salgan. La responsabilidad de la institución es acompañarlos para que no se salgan. El racismo está grueso, llegan con otra cultura, hablan poco español, llegan y se aíslan y en lugar de incluirlos empiezan a hablar de ellos que son flojos, que nada más están por la beca”.

Mencionó que le comentó al rector general de la UdeG, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, que se necesitaban médicos indígenas, por eso se optó por este apoyo.

Franco Franco informó al rector que no hay médicos en las comunidades indígenas: “hay abogados, contadoras, administradores, pero médicos ninguno y empezó con la cuota de equidad”. Aceptó que tal acción genera inconformidad entra la comunidad estudiantil en general.

Finalmente, el jefe de la UACI aseguró que no sólo se ejecuta en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) sino que se extiende poco a poco en el de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) y en el de Ciudad Guzmán.

La UdeG estipula que los costos de trámites de primer ingreso en 2017 fueron, incluyendo la aportación a Cruz Roja y Hospital Civil de Guadalajara, es de 715 pesos más el costo de matrícula y holograma 150 pesos.

10 jóvenes indígenas reciben el beneficio de la cuota de equidad

“El racismo está grueso, llegan con otra cultura, hablan poco español, llegan y se aíslan y en lugar de incluirlos empiezan a hablar de ellos que son flojos, que nada más están por la beca”
Juan Manuel Franco, jefe de la UACI

JJ/I