Trudeau pisó callos

Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá, puso el dedo en la llaga y piso callos a los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, durante su pasada visita a México.

En su discurso ante el Senado, en sesión solemne, el jefe de estado canadiense no titubeó en advertir: “tenemos que asegurarnos de que los trabajadores sean protegidos por normas laborales progresistas. Es la forma de asegurar que se modernice el TLCAN”.

Y es que México, o bien dicho, Peña y sus representantes Videgaray y Guajardo, se oponen a establecer en el TLCAN condiciones laborales similares en los tres países, con lo que se evitaría fuera la explotación de los obreros mexicanos el atractivo principal para las transnacionales a instalarse aquí.

Porque nuestra representación ante el TLCAN, sólo defiende los intereses de las transnacionales sin cumplir la aspiración asentada por Trudeau de “un comercio justo, en que todos se beneficien, sobre todo la clase media. Tenemos que asegurarnos de que las familias sigan prosperando en Canadá y en México, y de que los trabajadores sepan que los gobiernos y sus empleadores los cuidan”.

Eso debiera ser que las familias prosperen no solo las empresas, como actualmente sucede.

AHORROS

Como si viviera en otro país o no supiera qué acontece en su gobierno, el presidente Peña se atrevió a sostener que la corrupción no se ha expandido en los últimos años, sino que sólo tiene mayor visibilidad.

Peña desconoció el costo político que han tenido para él y su gobierno, tan sólo los grandes escándalos, en los que él mismo se ha visto involucrado.

Que decir de la casa blanca de su esposa Angélica Rivera, la casa de Malinalco del entonces secretario de Hacienda Luis Videgaray, el caso OHL con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza y el actual gobernador de Edoméx, Alfredo del Mazo, o el de Odebrecht que embarra al ex titular de Pemex, Emilio Lozoya.

Son sólo algunos de los muchos conocidos conflictos de interés o abierta corrupción que han surgido en esta administración, pero que para Peña es sólo un problema de percepción, de exageración expuesta en las redes sociales o en los medios de comunicación.

¡Qué descaro!

@salvador_mtz

JJ/I