CUCCFD… ¡ya es hora!

Era el año de 1994, se venía de un desgaste universitario fuerte y agresivo en donde hubo más perdedores que ganadores. Estaba en boga el proyecto de reforma universitaria y se había creado la Comisión Académica Especial para establecer la estrategia académica para la transición a centros; en nuestro caso al Centro Universitario de Ciencias de la Salud, conducida por Raúl Vargas, quien a la postre sería el primer rector de dicho centro.

En lo que respecta a la Escuela Superior de Cultura Física y el Deporte (ESCFD) ya se había determinado que ésta seria parte de dicho centro universitario, cuestionado este hecho por muy pocos, pero finalmente eran decisiones tomadas.

Un planteamiento-propuesta que se hizo por parte del que escribe estas líneas fue el de crear el Centro Universitario de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte (CUCCFD); un centro para hacerlo ad hoc y con un potencial de desarrollo impresionante en todos los aspectos, pero siempre que se ha hecho esta propuesta a los respectivos funcionarios ellos se dicen a sí mismos que esto es imposible; incluso algunos hasta se han reído.

Dos décadas después, y con problemas muy serios en la sociedad en cuanto a salud (entre otras diabetes y obesidad), adicciones de todo tipo y estilos de vida nada idóneos para sociedades modernas, esta área del conocimiento y por supuesto su práctica idónea se convierte en estratégica para el futuro inmediato para cualquier sociedad y gobierno que se diga democrático, integrador, transparente, pero sobre todo futurista.

Licenciaturas como Educación Física, Recreación, Deportes, Deporte Adaptado, Biomecánica, Metrología Deportiva, Actividad Física y Salud, Gestión y Administración Deportiva y la misma de Ciencias Aplicadas son sólo algunas de las muchas licenciaturas que se pueden implementar en en esta área y, claro, todas aquéllas que vayan surgiendo de manera novedosa y necesaria.

Han pasado un poco más de 20 años de esas ideas y propuestas, pero nos parece que éstas están tan vigentes como antaño y tal vez más. Ya es tiempo de que se retomen viejas-nuevas propuestas y que haya una modificación estructural en la misma Universidad de Guadalajara, porque la actual tiene sus errores y horrores en esta área tan bella y noble del conocimiento y la praxis.

gustavonunom@gmx.com

JJ/I