Destapan la pieza de Norton Maza en el Musa

Propuesta. El artista chileno asegura que su obra debe verse hincados para completar la experiencia del sufrimiento por el que atraviesan las personas que deben emigrar. (Fotos: Cortesía Musa)

Ponerse en los pies del que vive en carne propia las consecuencias de los conflictos bélicos y migratorios internacionales es parte de la intención del artista chileno Norton Maza en las piezas que expone desde hoy en el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (Musa).

Según ha respondido, el propio interés de piezas como éstas, que necesitan la interacción del público para reflexionar, es parte de un interés general de cuestionar de manera más directa. De provocar y promover emociones hacia la reflexión.

En el caso de las piezas que pueden verse en el Musa, las preguntas ¿por qué estoy aquí, hincado en un reclinatorio, en medio de una sala?, ¿pidiendo perdón?, ¿confesando?, ¿por qué ese mundo de allá en frente parece tan lejano visto desde la mirilla de un francotirador?, ¿por qué luce tan precario cuando estamos más cerca? genersn un diálogo más profundo en torno a los muros y las fronteras, todas, que nos dividen.

Ayer se inauguró la exposición de la obra que el chileno realizó durante su residencia creativa en el recinto museístico de la Universidad de Guadalajara, Geografías del olvido. Un trabajo que se hizo como resultado de una colaboración entre la Building Bridges International Art Exchange (BBAX), la Yam Gallery y el Musa.

En entrevista, la curadora de la muestra y directora de BBAX, Marisa Caichiolo, comentó que una de las virtudes más grandes de la pieza tiene que ver con las múltiples lecturas que éstas propone a diversos espectadores.

“Esta obra tiene mucho más que ver con el juego del espectador”, comentó. “El espectador va a tener que arrodillarse para ver lo que está pasando. El título, Geografías del olvido, me parece muy impactante porque habla sobre pedir perdón también por todo lo que hemos olvidado y al mismo tiempo tratamos de hacer visible qué parte nos toca a cada uno, a dónde nos lleva a cada uno”.

“Habitualmente, cuando uno habla de una muestra creativa, el espectador espera relacionarse de otra manera con la pieza, nos gusta eso, sorprenderlo y establecer otro tipo de diálogo frente a ella”, dijo Caichiolo.

Norton mismo dijo para NTR que al trabajar en la pieza dentro del museo, cuando le pedía a algunos de sus compañeros que se hincara para probar la pieza, muy pocos estuvieron en disposición de hacerlo frente a otras personas.

“Es una posición muy extravagante y hasta incómoda para muchos, pero eso es justo lo que, creo, les hará pensar de manera tal vez más agresiva”.

Asiste

La exposición Geografías del olvido está en las salas 2 y 3 de la planta baja del museo y permanecerá hasta enero. La entrada al museo es libre y tiene un horario de 10 a 18 horas.

JJ/I