Continuarán colaboración con HAWC

HAWC. Está construido en el flanco norte del volcán Sierra Negra, en Puebla, México, a una altura de aproximadamente 4 mil 100 metros sobre el nivel del mar. (Foto: Especial)

Después de que por primera vez se detectaran las ondas gravitacionales y la radiación electromagnética de una fusión de dos estrellas de neutrones, se anunció que la Universidad de Guadalajara (UdeG) continuará la colaboración con el laboratorio High Altitude Water Cherenkov (HAWC), específicamente con la actualización de este, a través de la Red de Cables.

En esta nueva etapa de la astronomía, la UdeG dará cuatro veces más fuerza al laboratorio. Antes del descubrimiento, la Universidad ya cumplía con la función de instrumentación, es decir, el hacer la red de cables donde se puede concentrar la información de los detectores de HAWC al cuarto de electrónica especializada para que ahí pueda ser analizados y estudiados, para calibrar instrumentos y hacer correcciones.

“Ahorita en HAWC, la Universidad de Guadalajara está participando en la actualización de HAWC para hacerlo 4 veces más poderoso, instalando y realizando la red de cables. Se ha recibido mucho apoyo del departamento de Física, del Instituto de Astronomía y Meteorología. En instrumentación, todavía la Universidad de Guadalajara sigue participando en el laboratorio, en la actualización de este detector”, explicó el jefe de la Red de Cables del Laboratorio Nacional de Conacyt HAWC de Rayos Gamma,  Eduardo de la Fuente Acosta.

También dijo que esta casa de estudios busca participar en la Ciencia, pues actualmente el estudiante del doctorado en Ciencias Físico Matemáticas del Centro Universitario de los Valles (CUValles), Juan Carlos Díaz Vélez, realiza un análisis de datos del HAWC, “y esperamos que podamos hacer estudios más trascendentales de ciencia con el laboratorio”.

Por su parte, el coordinador de la licenciatura de Física del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), Ramiro Franco Hernández, detalló estos hechos históricos: “el año pasado se detectaron por primera vez las ondas gravitaciones y el 17de agosto se detectó, con interferómetros, la radiación de una fusión de dos estrellas de neutrones, dos objetos extremos en el universo, muy densos, una cucharada del material del que están compuestas pesaría tanto como una montaña y produjo una cantidad exorbitante de metales, 16 mil veces la masa de la Tierra, como oro y platino. Y también se detectó por primera vez la emisión de luz en muchas longitudes de ondas, que abre una nueva manera de estudiar el universo”.

HAWC

El observatorio de rayos gamma HAWC es un laboratorio dedicado a observar el universo en las más altas energías. Opera de manera continua y gracias a su amplio campo de visión (más de 15 por ciento del cielo), el observatorio puede ver dos terceras partes del cielo durante cada ciclo de 24 horas

FV/I