Escuelitas del triatlón

El domingo 22 de este mes se desarrolló el Triatlón Chapala OSM en el canal de esquí llamado Boca Laguna a un par de kilómetros de la zona restaurantera conocida como los Acapulquitos, por cierto un evento mal planeado y por ende mal organizado.

Según eso esperaban a 600 triatletas en casi todas las categorías y distancias desde el triatlón olímpico hasta el de relevos pasando por los infantiles, pero parece que finalmente sólo tuvieron a 250 participantes, según se comentó en el pasillo.

“Regresa el triatlón a Jalisco...” era el inicio de la promoción en la convocatoria (www.triatlónchapala.com), tal vez se referían a Chapala, ya que ahí iniciamos la historia competitiva de tal especialidad en 1983 en todo México y en los últimos 15 años tuvimos un par de eventos de esa disciplina en Jalisco, uno fue Puerto Vallarta, como sede para los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 y el último triatlón que se hizo en Chapala fue en el año 2003, se dice que hubo otro, pero pocos saben de eso.

Una de las tantas notas que tiene este evento es que la misma Asociación de Triatlón de Jalisco convoca a un curso de certificación para oficiales técnicos de triatlón nivel 1 un par de días antes y en secreto, cobrándoles la cantidad de 100 pesos, terminando las sesiones teóricas deberían de cubrir tres prácticas y adivinaron, su primera práctica era precisamente en el evento antes mencionado.

Vaya que son graciosos y aprovechados para tener la mano de obra gratis. Un comité poderoso económicamente hablando, con patrocinadores fuertes, con todo el aval del organismo nacional, con un control absoluto desde hace más de dos décadas en dicha asociación y aún así no contar de manera estable con un cuerpo de jueces para sus eventos, caray, la pregunta es que han hecho en todos estos años porque la convocatoria menciona que los “oficiales técnicos serán designados por la Federación Mexicana de Triatlón”.

Parece que sus escuelitas, aulas de jueceo y demás solo han servido para mantener el statu quo de las asociaciones, entonces sin eso son nada o que su vida vale un cacahuate, todo ello se presta para entender que su desarrollo ha sido ficticio y simulado. Lástima que se les considere una de las organizaciones modelo a nivel nacional.

gustavonunom@gmx.com

JJ/I