Muestran la interrupción del embarazo en exvotos

LIMITANTES. Las mujeres en Jalisco sólo pueden abortar bajo tres causales. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Para concientizar sobre la determinación de interrumpir el embarazo, ayer se inauguró en Casa Territorio una exposición de exvotos de mujeres que ilustra los problemas y el agradecimiento a Dios, vírgenes y santos de diferentes advocaciones tras llegar a esta decisión.

Los agradecimientos que exponen los exvotos refieren que las mujeres no planificaron el embarazo, no podían mantener a más hijos y que la decisión ofreció una vida digna al resto. Otras señalan que su vida corría peligro, o que decidieron hacerlo tras una violación.

La asociación Católicas por el Derecho a Decidir y el Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem) muestran con esta exhibición las historias de 21 mujeres católicas que desafiaron la inflexibilidad de la Iglesia católica y la revictimización de las agencias del Ministerio Público y las autoridades sanitarias.

Sobre las autoridades eclesiásticas, la vicepresidente de Cladem, Alejandra Cartagena López, subrayó que tanto católicas como católicos “quieren que su iglesia tenga una postura más flexible y misericordiosa hacia las mujeres que por alguna razón se ven en la necesidad de abortar”.

La también investigadora citó la Encuesta Nacional de Opinión Católica 2014, en la cual tres de cada cuatro feligreses dijo apoyar la interrupción del embarazo en algunas circunstancias.

Según la encuesta, añadió, 80 por ciento de la feligresía apoya el aborto cuando la vida de la mujer está en peligro, y  70 por ciento lo hace cuando el embarazo es resultado de una violación.

“Sabemos que la mayor parte (de quienes lo hacen) son católicas, igual que nosotras”, subrayó Cartagena López, quien expuso que ante el derecho de las mujeres para decidir sobre su cuerpo “no podemos permanecer calladas ni cerrar nuestros ojos y corazones ante las numerosas mujeres que abortan cada año”.

La muestra llamada Entre la fe y la libertad estará en Casa Territorio (Francisco Javier Gamboa 113, colonia Lafayette) hasta el 6 de diciembre.

Relación difícil

Por su parte, la integrante de Católicas por el Derecho a Decidir Citlalli del Carmen Santoyo Ramos consideró que la postura inflexible de la Iglesia católica provoca que los jóvenes mantengan “una relación cada vez más crítica con obispos y sacerdotes, confiriéndoles autoridad sólo en determinados ámbitos de su vida”, a excepción de la sexualidad, donde los feligreses defienden su libertad de conciencia.

Sobre las mujeres católicas que decidieron interrumpir su embarazo, explicó que ellas ejercieron su libertad de conciencia, ya sea por razones personales, de salud o tras una violación.

En el caso de las autoridades, enfatizaron que tanto los agentes del Ministerio Público como el sector salud anteponen la duda de que las mujeres fueron violadas y les infunden temores, pues afirman que el aborto trae consecuencias como la esterilidad, perforación del útero, muerte y/o daños psicológicos, es decir, condiciones que aplazan el proceso de atención y la decisión de las mujeres.

A lo largo y ancho de México la legislación contempla que el aborto es legal en siete circunstancias: por violación, contemplada en 32 estados; imprudencial, en 29 estados; por peligro de muerte de la mujer, en 24 estados; por alteraciones genéticas o congénitas del producto, en 16 estados; en caso de daño grave a la salud de la mujer, en 14 estados; por inseminación artificial no consentida en 13 estados, y por razones socioeconómicas en dos estados. Desde 2007 en la Ciudad de México el aborto es legal hasta la semana 12 de gestación, por lo que es la única entidad federativa que lo contempla de esta manera.

En Jalisco sólo existen tres causales que permiten la interrupción del embarazo: violación, cuando es imprudencial o culposo, o cuando se corre peligro de muerte y salud.

“(Los mismos) católicos quieren que su iglesia tenga una postura más flexible y misericordiosa hacia las mujeres que por alguna razón se ven en la necesidad de abortar”
Alejandra Cartagena López, vicepresidente de Cladem

JJ/I