Hyparch, velarias de alta tecnología

(Foto: Alfonso Hernández)

Esculturas decorativas de arquitectura textil son cada vez más buscadas por el sector turístico, deportivo, escolar, lugares para fiestas y centros comerciales.

Diseños innovadores con tecnología de punta en cubiertas conocidas como velarias es lo que realiza la empresa Hyparch.

Juan José Ramírez Zamora, director general de la empresa, señaló que esas cubiertas sustituyen los domos tradicionales, cuentan con alta resistencia, durabilidad y desempeño.

De profesión ingeniero civil con maestría en estructuras por la UNAM y otra más en estructuras ligeras por la Universidad Técnica de Viena, dijo que los primeros proyectos en México, fueron las velarias de Plaza Milenium y Expo Guadalajara.

Como emprendedor reconoce que ha sido una labor de concientización entre los clientes.

“Hay otros proyectos en la Ciudad de México, pero ha sido toda una labor, arrancamos hace 5 años en este sector y el cliente no sabía qué era una velaria, el tipo de materiales de alta resistencia que utilizamos no los conocían y ha sido una gran labor darle al cliente las herramientas, porque hoy en día es un tema que empieza ser del dominio común”.

Juan José Ramírez dijo que las velarias vienen a sustituir los domos tradicionales o techos de lámina, policarbonato, arco techos, entre otros. “El tradicional no tiene dentro de su sistema estructural ni la filosofía de diseño ni el tipo de materiales de alta resistencia que hacen nuestro producto tan viable y tan atractivo para muchos segmentos”.

Ventajas

La alta resistencia, diseño, durabilidad y desempeño hacen que las velarias sean más atractivas para los diversos sectores que buscan tener una cubierta.

“Son materiales muy ligeros comparándolos con un sistema tradicional somos 10 veces más ligeros, esto implica una cimentación mucho más pequeña, no se afecta el subsuelo, el consumo energético para montaje requiere mucho menos esfuerzo y el uso de maquinaria no tan pesada para instalar una cubierta para la misma área”.

Ramírez Zamora recordó que a principio de los años 70 se dieron los primeros proyectos en Europa y fueron traídos a México.

Materiales reforzados

El material con que se fabrican las velarias son textiles reforzados.

“Son telas con procesos de manufactura especial, los hilos vienen pretensados desde la planta de producción y los recubren con diferentes tipos de acabados, llevan capas de PVC que ayudan a conservar los hilos y extender la vida útil del material y en las capas de arriba y abajo llevan barnices desde fluorados o con teflón, que prolongan la vida útil”. La mayoría de los materiales son reciclables y ecoamigables, la vida útil va de los 20 hasta los 50 años.

Destacó que el mantenimiento es mucho más sencillo que otros materiales y es suficente con un lavado cada dos meses.

“Tienen alta resistencia, durabilidad y desempeño. En términos de la inversión inicial el costo es 50 por ciento más alto, dependiendo del proyecto pero se recupera la inversión en un periodo menor. Con la rapidez de la instalación se puede operar el área mucho más rápido que con cualquier otro sistema tradicional”.

“Por ejemplo en un salón de eventos si se recuperaría la inversión a un año, aquí es más rápido porque pueden utilizar el lugar”.

Juan José Ramírez dijo que tampoco hay problema por fuertes vientos ya que las estructuras están debidamente colocadas con optimización geométrica para soportarlos.

“Después de un episodio de fuertes vientos o una tormenta se revisa el nivel de tensión en la cubierta y es todo el mantenimiento, es muy barato”.

Los principales clientes de Hyparch son constructoras, despachos de arquitectos que a su vez trabajan en la hotelería y tienen clientes en este sector en Nuevo Vallarta y Cabo San Lucas.

“El segmento turístico es un cliente interesante para nosotros, estamos desarrollando cubiertas para estadios, pequeños deportivos, sistemas de cubiertas para graderías, canchas de futbol, tenis, escuelas, universidades, centros comerciales, iglesias y salones de fiestas, en la iniciativa privada es donde hemos realizado más proyectos. En el caso del sector residencial también lo hemos hecho”.

“Mientras el cliente tenga la necesidad de cubrir un espacio mejorando la estética y tratando de incentivar la convivencia en el interior, es un prospecto adecuado para adquirir este producto”.

Hyparch inició con tres personas hace 5 años y actualmente laboran 16 en oficinas, mientras que en obra, el personal se triplica dependiendo de las necesidades.

Sobre el mercado, el empresario reconoció que aún hay mucho por hacer.

“Afortunadamente es un segmento en el que estamos en un océano azul, somos muy pocas empresas en el país que desarrollamos este tipo de proyectos, cada vez hay más empresas que intentan acceder al mercado pero se requiere capacitación especializada y desarrollar con éxito un proyecto con control de calidad”.

Hyparch realiza proyectos en todo el país y ha colaborado con otros en el extranjero.

Los interesados en conocer los productos y proyectos que realiza la empresa pueden ingresar en su página hyparch.com.

“Mientras el cliente tenga la necesidad de cubrir un espacio mejorando la estética y tratando de incentivar la convivencia en el interior, es un prospecto adecuado para adquirir este producto”

“Estamos desarrollando cubiertas para estadios, pequeños deportivos, sistemas de cubiertas para graderías, canchas de futbol, tenis, escuelas, universidades, centros comerciales, iglesias y salones de fiestas”
Juan José Ramírez, director general de Hyparch

3 personas iniciaron Hyparch y ahora son casi 50 contando temporales

5 empresas en el país colocan velarias

10 veces más ligera es la estructura de una velaria respecto a un domo

JJ/I