Un berrinche la deja sin cantar

Injusto. Momento en el que Alexa, Jaqueline Bracamontes y María Elisa observan las reacciones de los coaches ante la penosa situación. (Foto: Cortesía)

Tras el berrinche de Alexa Lozano en La Voz… México, en el que tiró la toalla y se retiró sin cantar con pose de diva, existe una cantante a la que dejaron vestida y alborotada, sin poder demostrar su gran voz: María Elisa.

Ella, como buena cantante de musicales, se preparó durante dos semanas para presentar el tema Sólo él y yo, de Pandora, junto con Alexa, pero desde los ensayos hubo problemas, y, al igual que los coaches, el domingo se quedó con la boca abierta y sin saber qué pasaba.

“No estuvo padre, porque fueron varias semanas ensayando intensivamente, difícil porque a veces no estábamos las dos para ensayar y cuando ya se logró, cuando ya lo teníamos, cuando se decidió quién cantaba qué, de la nada no, bye”, dijo María Elisa.

“Yo si me quedé con la espina, porque son pocas las actuaciones que tienes en el concurso, tuve la oportunidad por segunda vez y pues no, sentí como un poco de perdición, el prepararme, alistarme, para no cantar”.

Y es que justo a un segundo de que arrancara su número, Alexa pidió la palabra.

“Espérenme tantito, antes de comenzar esta batalla tengo algo que decirte a ti Carlos (Vives): Tengo el honor y el privilegio de haber pertenecido a dos de los grupos de pop más importantes de México”, dijo Alexa, antes de ser interrumpida por los comentarios que denotaron la molestia de los coaches: “¡Ay!, por favor”, manifestó Laura Pausini; “No puede ser cierto”, dijo Maluma; mientras que Yuri expresó su enfado al exclamar: “¡Quema mucho el sol!”.

Jacqueline Bracamontes intentó intervenir y controlar la situación sin éxito alguno y Yuri se enfureció.

“Es un gran privilegio para mí estar aquí, pero este sueño de estar aquí no me corresponde a mí, sino a ti María Elisa, ven, es de verdad para mí increíble que tengas la oportunidad de seguir aquí, de recorrerlo y de vivir los sueños que yo ya viví”, dijo Alexa.

“Cuando una persona tiene la fortaleza y los pantalones de decir lo que tú estás diciendo ahí por lo menos canta y demuestra”, pero no cantó.

En todas las ediciones de La Voz… México nunca había ocurrido y el público encendió las redes con comentarios negativos, en los que le decían soberbia, y que más que ceder su lugar, le tenía miedo a María Elisa y no quería hacer el ridículo.

“Cuando ya ensayamos, creí que nos iba a ir bien. Quizá ella ya vivió muchas cosas, sabe perfectamente parase, hablar con seguridad y yo soy la estudiante, la machetera que tenía planeado cada movimiento del musical”, añadió.

“Creo que no quería manchar su imagen, pero pasó lo que no quería, quedó mal, desperdició un lugar valioso, y a mí no me dejó cantar, y todo por sus intereses”.

En las redes María Elisa quizá suba un video con su número para que la gente la escuche.

“Desde los ensayos me di cuenta que ella traía otra vibra, que quería cantar bajo sus condiciones, yo le contaba algo y ella siempre me llevó la contraria, no sé si fue personal porque no la conocía o porque quizá nunca quiso estar en la competencia”.

“La gente me mandó muchos mensajes de apoyo y a fin de cuentas sigo en la competencia. Siguen los know out”, dijo.

“A ver con quién nos toca esta vez, y prepararme mucho porque espero que ahora sí me dejen cantar y entregar todo lo que tengo, me quedé con las ganas de expresar y disfrutar del escenario”.

Del team de Vives le gustaría competir con Thalía que es rockera, ya que desde el look y la interpretación le llaman la atención.

A ella sí la admira

Cuando se le pregunta a María Elisa a quién de su equipo admira y ve como una estrella, además de Vives, su coach, ella tiene una respuesta inmediata.

“Wow, yo admiro tremendamente a Flor Amargo, se me hace increíble, es un privilegio haberla conocido en el equipo, ella sí es una artista, sería padre un día cantar con ella, sería un honor”.

“En el escenario no puedes mentir, sacas lo que tienes y la gente te conoce muy bien. Ahí he conocido y desconocido gente, yo sí quiero dedicar mi vida a los escenarios y ahora aprendí que hay gente que, lamentablemente, no lo hacen de corazón para contar historias, para compartir con el público. La respeto (a Alexa), pero la fama, eso no es lo mío”.

“Creo que no quería manchar su imagen, pero pasó lo que no quería, quedó mal, desperdició un lugar valioso, y a mí no me dejó cantar, y todo por sus intereses”
María Elisa, participante

JJ/I