Recaudan para la reconstrucción de México

Destinatario. El grupo de artistas apoyará a la comunidad de Ixtaltepec, Oaxaca, afectada por los sismos de septiembre. (Foto: Especial)

 El 27 de octubre, teatristas de la ciudad, de diversas compañías, participaron en una función especial en el Teatro Vivian Blumenthal, en el que más de 50 actores subieron al escenario a improvisar. La función fue todo un éxito.

Carlo Constantini y Circee Rangel y otros artistas, con un grupo de producción, todos de manera voluntaria, organizaron esta función a beneficencia y los resultados fueron mejor de lo que esperaban.

“No estábamos preparados. Para el encuentro de tantos actores y actrices que tal vez nunca más volverán a estar reunidos para actuar en un mismo escenario”, comentó Rangel en entrevista, “teníamos un itinerario muy estricto de lo que haríamos minuto a minuto antes de la función. Pero no contamos con la alegría incalculada que les daría verse. Por lo que tuvimos que ceder más de 15 minutos en abrazos, apapachos, felicitaciones, reencuentros...”

“Lo más hermoso fue que en verdad percibimos un ambiente de mucha fraternidad. Había muchísimos nervios, eso sí. Mauricio Cedeño me dijo por la mañana que nos vimos: ‘Circee, estoy muy nervioso, ¿qué nos estás haciendo hacer?’, muchos actores y actrices, llegaron sudando por no saber qué sucedería esa noche. Pero bien dispuestos a que ofrecer su trabajo para una buena causa”.

La dinámica consistió en que los espectadores pagaron un boleto de 150 pesos y el 100 por ciento de las entradas se utilizarán para ayudar a los afectados por el sismo del 19 de septiembre en la Ciudad de México y parte del sur del país.

“Fue lo que Jorge Dubatti llama un verdadero convivio entre actores, actrices y público, actores de muchísima experiencia improvisando con otros de mediana experiencia y actores y actrices apenas saliendo a la vida profesional. Nos divertimos mucho, por tanto, el público también la pasó muy bien. Se puede ver aún en la transmisión en vivo que quedó grabada en Blue line para la posteridad”

Gil Domínguez fue el martillero que subastó una caja de muñequitos que hace Magdalena Caraballo y también, en un acto de absoluta improvisación, atendiendo al espíritu del espectáculo, “subastó selfies con los actores que habíamos elegido para ser subastados, e hizo del espectáculo ya de por sí interactivo, un verdadero desfile de público sobre el escenario que aportó más dinero por cada selfie que se tomaba”, dijo Circee

María Luisa Meléndrez subió a taquilla a contabilizar el dinero recaudado por las entradas, así como la subasta de la caja y la subasta de las selfies, todo eso, más la venta de las cervezas, donativos de actores, actrices y gente de teatro dio un total de 17 mil 716 pesos, más 20 centavos de euro y 10 de peso cubano. El dinero fue depositado a Claudia Santiago encargada del proyecto de reconstrucción de Ixtaltepec, Oaxaca.

17 mil 716 pesos se recaudaron

JJ/I