Mermelada, sector no tan dulce para Jalisco

(Foto: Especial)

En Jalisco hay pocas empresas dedicadas a la elaboración de mermeladas, en tanto que el mayor consumo es industrial, así lo aseguró Rubén González Uyeda, presidente de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ).

El consumo doméstico no es tan representativo en el estado, mientras que las empresas o pequeños negocios dedicados a preparar mermeladas artesanales tienen un corto periodo de vida.

“El área de las mermeladas no la tenemos contemplada como un gran sector, también es un campo con mucha competencia y la distribución es lo complicado. La aceptación de la población no es muy fuerte en el tema de las mermeladas pero sí para la industria”.

Agregó que hay grandes consumos por parte de empresas que se dedican a la panificación ya que es una aditivo clave.

“En el caso de la panificación sí se tienen grandes cantidades de consumo y para fabricación de yogurt, ahí hay un mayor volumen en cuanto a la industrialización”.

Dijo que en Jalisco no existen muchas empresas que se dediquen a la fabricación de mermeladas ya que hay industrias a nivel nacional que prácticamente abarcan todo el mercado. “Hay marcas líderes en el mercado que tienen muy fuerte distribución”.

Sin embargo, Famesa de Arandas es una de las empresas más importantes a nivel nacional en la fabricación y comercialización de mermeladas desde 1974 y cuenta con cuatro centros de distribución a nivel nacional. Además de las mermeladas ofrece insumos para la industria de la repostería y crea productos especiales.

Entre los productos conocidos como mermeladas o rellenos destacan la mermelada tradicional, sin azúcar, gourmet, coberturas, glassé, brillos, topping, cajeta, crema pastelera, mermelada reducida en calorías, conserva gourmet, ate y jarabe de maple.

En la Zona Metropolitana de Guadalajara existen unas 20 empresas pequeñas que se dedican a la fabricación de mermeladas pero en menor escala.

Difícil establecerse

El presidente de la CIAJ dijo que las pequeñas empresas que realizan mermeladas de tipo artesanal no son competencia para las grandes empresas debido a que el costo del envase es caro y las medidas de inocuidad requieren ciertos estándares.

“No hemos detectado que sean de largo plazo esas empresas, normalmente nacen y luego desaparecen porque también hay condiciones industriales o de mercado para poder conservar el producto, no es fácil de manejar por su envase, los envases son caros con tapas que tienen sellos de seguridad para que no se dañe el producto y la mayoría está en envases de cristal o en algún envase de última generación que son tipo bolsa con varias capas de protección para el producto”.

González Uyeda dijo que en la CIAJ tienen afiliadas alrededor de 700 empresas del sector sin embargo el universo de la industria alimenticia es de más 10 mil. “Eso nos deja sin un control exacto de cuántas empresas se dedican a la fabricación de mermeladas”.

El titular de la CIAJ dijo  que “la mayoría de quien fabrica mermelada va para industriales porque el mercado al consumidor es muy competido por las grandes marcas. A nivel industrial se vende por latas o cubetas y hay quienes lo venden a granel, sin una marca”.

Un frasco de un cuarto de mermelada cuesta entre 15 y 20 pesos, pero si es artesanal llega a costar hasta 50 pesos.

Se estima que en México el consumo per cápita de mermeladas es de 250 gramos. A nivel mundial ronda el kilo de consumo anual.

Fuente de empleo

Jonás Murillo González, director general de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (Canainca), dijo que la industria de las mermeladas y de las conservas generan una importante fuente de empleos en el campo ya que desde la siembra y cosecha hasta el proceso de producción intervienen miles de personas. “Estamos hablando de aproximadamente 35 mil empleos directos y el doble de indirectos en el área de agricultura ya que el campo es el principal proveedor de la industria. En el caso de las mermeladas la más común es la de fresa pero también hay de naranja, mango y frambuesa”.

Dijo que este año esperan crecer entre 7 y 8 por ciento y enfatizó que las pequeñas empresas y artesanos de mermeladas y salsas gourmet no representan competencia para las grandes marcas. “Esas se producen y consumen a nivel local generalmente, van a un mercado totalmente diferente, no son competencia para grandes empresas como La Costeña, Herdez o Del Valle”.

Añadió que cada vez crece más el mercado de las mermeladas light por las personas que no pueden consumir azúcares o buscan productos bajos en calorías, además de que el sector ha buscado sustituir el azúcar y cumplen con toda la normatividad. Norma Angélica Trigo

"La mayoría de quienes fabrican mermeladas van para industriales porque el mercado al consumidor es muy competido por las grandes marcas”
Rubén González Uyeda, presidente de la CIAJ

8 por ciento espera crecer el sector este año

35 mil empleos directos genera en México la industria de las mermeladas

JJ/I