Clavados a marcha forzada

APRETADOS. Paola Espinosa e Iván Bautista tienen una desventaja de dos meses en su preparación. (Foto: Tomada de Twitter)

La Federación Mexicana de Natación modificó los tiempos para los selectivos nacionales de clavados y, en vez de celebrarse a finales de mayo, la fecha se adelantó al 5 de abril de 2018.

Por este cambio, algunos medallistas olímpicos como Iván García y Paola Espinosa están en duda para competir, toda vez que tendrán semanas menos para su recuperación y entrenamiento, luego de que el primero fue intervenido quirúrgicamente y la segunda fue mamá.

“Estamos apretados para clasificar a los Juegos Centroamericanos, nos dijeron que se tiene que entregar una lista previa y eso me preocupa un poco, nos están diciendo que nos quedan 19 semanas para Iván y Paola. Para el resto les da tiempo, llevan unos dos meses más de preparación, pero para ellos sí será un poco forzado”, expresó el entrenador de clavados Iván Bautista Vargas.

Ayer el entrenador confirmó que la bajacaliforniana Paola Espinosa, quien decidió entrenar en Jalisco junto al papá de su hija, Iván García, no estaré en plataforma como ya lo había adelantado, por lo que cambiar de modalidad es otro punto en contra en su regreso.

El resto del equipo entrena a marcha forzada, con doble entrenamiento en las instalaciones del complejo acuático del Code Alcalde. Destaca la presencia del subcampeón olímpico en Río 2016 Germán Sánchez, quien también fue intervenido del hombro y está recuperado, con trabajo en fosa en la que ya prepara dos clavados que suban su serie de calificación.

“Está con muchas ganas de trascender, con el todavía no decidimos las parejas, estamos saliendo de la preparación física general y cuando estemos más específicos se va a definir”, indicó Bautista.

JJ/I