De vuelta en casa

En las olas. En 35 años que tiene en operación, el Buque Escuela Cuauhtémoc ha realizado igual número de viajes de instrucción, de los cuales, cuatro han sido alrededor del mundo. (Fotos: Cuartoscuro)

Acapulco. El Buque Escuela Cuauhtémoc concluyó ayer el crucero de instrucción Centenario de la Constitución, tras recorrer 289 días, 30 mil 480 millas náuticas y 15 puertos de 12 países amigos, en un viaje alrededor del mundo.

Los secretarios de Marina-Armada de México (Semar), Vidal Francisco Soberón Sánz, y de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda, dieron la bienvenida a la tripulación, compuesta por 43 oficiales, siete oficiales de países hermanos, cuatro oficiales invitados nacionales, 42 cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar, así como 129 clases y marinería.

En la octava Región Naval Militar, ante las familias de los tripulantes, Soberón Sánz dejó en claro que la formación integral de quienes constituyen las filas de la Armada, “es la mejor forma de contribuir a fortalecer la presencia de México a nivel global”.

Hizo notar que el país demanda la excelencia de quienes conforman las Fuerzas Armadas y confía en la formación integral de los marinos navales.

“Para que sigamos actuando con total entereza en la tierra, en el aire y en el mar, pues es un México que le apuesta todo para llegar a buen puerto, con buena o mala mar”, afirmó.

Durante la travesía, reconoció que la tripulación vivió jornadas difíciles, de impotencia y tristeza, en especial cuando la cadete Eva Lidia cayó al mar el 11 de junio.

Sin embargo, expresó el titular de la Semar, fueron el coraje, la entrega y la pasión por esta noble profesión, lo que les dio el impulso para continuar navegando hasta llegar a puerto seguro.

Subrayó que sin duda como marinos en algún momento han tenido alguna amarga experiencia con el hermoso, pero intempestivo, majestuoso y misterioso elemento que es la mar, cuya fuerza es incontrolable.

Por ello, pidió que al navegar se mantengan siempre alertas, atentos y conscientes del inmenso poder del mar.

Dijo estar convencido de que la tripulación supo transmitir sus conocimientos a los cadetes, además de llevar con convicción y profesionalismo el mensaje de paz y buena voluntad del pueblo mexicano.

Por su parte, el capitán de navío y comandante del Buque Escuela Cuauhtémoc, Rafael Antonio Lagunes, indicó que los cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar cumplieron exitosamente con el programa académico, así como las prácticas profesionales, conferencias y seminarios establecidos para el crucero de instrucción.

Comentó que todo el personal de la tripulación cumplió con el curso de navegación a vela y la mar se encargó de brindarles sus mejores enseñanzas, a través de su omnipresencia, majestuosidad, fuerza y contundencia “al navegar a la antigua usanza”.

Refirió que conocieron y en algunos casos vivieron las tradiciones y costumbres de otras naciones, así como su cultura, que son factores que sin lugar a dudas abrirán sus horizontes a futuro.

Viajero

  • El buque ha visitado 200 puertos y más de 60 países
  • Ha pasado 5, 500 días en alta mar
  • Ha navegado 684 mil 930 millas náuticas, equivalentes a 34 vueltas al mundo

JJ/I