Las cuentas de los independientes

En 2004, para ser más preciso el 25 de marzo, Jorge Castañeda Gutman lanzó su candidatura para contender por la Presidencia de la República para las elecciones de 2006. En aquel tiempo, las encuesta le daban 8 por ciento de las preferencias electorales, producto de su protagonismo como canciller de Relaciones Exteriores en el gobierno de Vicente Fox y posteriormente a su constante presencia en los medios como comentarista y conferencista.

Sin embargo, intentar competir como candidato independiente, al margen de los partidos políticos, fue un impedimento para que su nombre apareciera en las boletas electorales, dado que los partidos se aferraban con fuerza al monopolio de las candidaturas.

De entonces a la fecha, las candidaturas independientes son tan cotidianas que ya tenemos un gobernador en Nuevo León y otros que han logrado diputaciones federales, locales y presidencias municipales. Para los próximos comicios federales y locales el número de aspirantes a una candidatura independiente para un cargo de elección popular a disputarse en 2018 ha proliferado de forma exponencial.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional Electoral (INE), 87 ciudadanos manifestaron la intención de postularse como candidatos independientes a la primera magistratura del país; 78 para buscar una curul en el Senado y 240 para competir por una diputación federal, de las cuales sólo procedieron 48, 55 y 183, respectivamente. De la lista nominal se requiere el apoyo de 1 por ciento para presidente y 2 para senadores y diputados: para presidente se piden casi 867 mil apoyos distribuidos en al menos 17 entidades federativas (1 por ciento); en Jalisco, serían un poco más 115 mil para senador y casi 6 mil para diputado federal.

De acuerdo con el último reporte del mismo INE, quienes más han avanzado en los apoyos para presidente son El Bronco, con 36.1 por ciento, y Margarita Zavala con 23.3; en Jalisco, Kumamoto lleva 47.6 para senador; mientras que para diputado, Rodrigo Cerda Cornejo (distrito 10) ya cumplió; Alberto Valencia Bañuelos (distrito 13) y Pablo Ricardo Montaño Backmann (distrito 8) casi con 80; mientras que el resto de los 22 candidatos jaliscienses están muy distantes de la meta requerida.

¿Tienen posibilidades los punteros para lograr los apoyos necesarios si las fechas fatales son el 19 de febrero y 21 de enero (de 2018), y el próximo 17 de diciembre, en el mismo orden? Si restan unos 90 días para los primeros, El Bronco deberá reunir un poco más de 6 mil apoyos y Zavala más de 7 mil por día; mientras que Kumamoto tiene 60 días para reunir un poco más de mil por día, porque le faltan más de 65 mil apoyos.

Surge otra pregunta, para poder realizar esta tarea titánica impuesta, claro está, por los diputados partidistas cuando diseñaron la ley respectiva, ¿hicieron los cálculos para prever el número de apoyos posibles para una candidatura independiente?

La respuesta es por demás obvia: el cálculo se realizó para ver cómo era imposible conseguir tal número de apoyos y bajo esas condiciones, pero para impedir que se diera. Por otro lado, ¿es suficiente el apoyo financiero de los aspirantes y de los simpatizantes para llevar una tarea de estas proporciones? ¿Son suficientes para cubrir los gastos de propaganda, operativos, inserciones en medios, producción de mensajes en audio y video, espectaculares y en encuestas de opinión?

Las boletas para las próximas elecciones presidenciales tal vez lleven uno o dos candidatos independientes; unos tres o cuatro candidatos al Senado, y no más de 20 para diputado federal. Para quien logre una candidatura sin apoyo partidista estará a mitad del camino; el otro trayectos es que ganen la elección respectiva.

iortizb@gmail.com

JJ/I