Buscan sacar de “la sala” a universidades

COLOQUIO. Los expositores se estrechan la mano al concluir el diálogo que modera el rector de la UdeG, Tonatiuh Bravo Padilla (centro). (Foto: Especial)

En la conferencia magistral, en el último día del Congreso Internacional de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) 2017, el presidente del Instituto Aspen, Juan Ramón de la Fuente, y el rector de la Universidad de Alcalá Henares, Fernando Galván, hablaron de la situación actual de la educación, donde destacaron la internacionalización y las humanidades en el sistema universitario.

Galván dijo que era relevante que las universidades sean más internacionales y que esto se traduce en una palabra: movilidad, lo que trae un beneficio para estudiantes, graduados, docentes e incluso el país mismo.

“¿En qué situaciones está América Latina, el Caribe y Europa? Estamos en un enorme reto, llevamos seis años trabajando, reunirnos para trabajar todos juntos y lograr concretar, desde nuestra autonomía, pero también con la ayuda de los gobiernos”.

Por su parte, Juan Ramón de la Fuente aseveró que las universidades de América Latina siguen en los suburbios del conocimiento, porque en materia de internacionalización la universidad mexicana y Latinoamérica “se han quedado en la sala”.

“¿Qué pasó en la universidad nuestra? Tenemos que empezar que hacer autocrítica, seguimos inmersos en la endogamia, es una de las patologías de la enfermedad que padecen las universidades de nuestra región. Para salir de los suburbios del conocimiento es dar ese paso sin miedo, sin tener miedo a perder nuestra identidad. Dar una internacionalización de nuestros estudiantes y profesores. El primer problema es combatir la endogamia y esa es responsabilidad nuestra”.

Al cuestionarles sobre la perspectiva de la internacionalización entre Europa y América Latina, el rector de la Universidad de Alcalá señaló que el problema son los flujos intrarregionales, puesto que hay enormes dificultades para la movilidad intrarregional y para la cual “se necesita cohesión intrarregional y en eso tenemos que trabajar. Debería de ser una de las primeras iniciativas y posibilidades. Desde la academia tenemos que hacer propuestas a nuestro gobierno”.

De la Fuente mencionó que “el problema está un poco en la forma inercial en la que venimos operando las universidades en el país”.

Sobre lo que deben hacer las universidades para cumplir los 17 objetivos de la Agenda 2030 Desarrollo Sustentable, que propone la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Galván aseguró que las instituciones de nivel superior sí tienem la competencias para cumplirlos todos y que es un compromiso que se tiene con el entorno. De la Fuente prefirió reservar su opinión.

Y respecto a la formación humanística, específicamente el cómo las universidades deben abordarla ante el impacto tecnológico, el presidente del Instituto Aspen enfatizó en que nunca debieron dividirse de las ciencias, y que las humanidades ayudan a entender el mundo, mejorarlo y a enfrentarlo, pero “seguimos arrastrando está idea de las dos culturas, las ciencias y humanidades, y las universidades fuimos el primer lugar donde lo empezamos hacer, a separarlas en nuestros planes de estudio”.

___

“El primer problema es combatir la endogamia y esa es responsabilidad nuestra”
Juan Ramón de la Fuente, instituto Aspen

JJ/I