Las pequeñas empresas claman por capacitación

Mentores. Revisan aspectos contables, plan de negocios, liderazgo, marketing y ventas, entre otros. (Foto: Mónika Neufeld)

Impulso Empréndete es un negocio con tan sólo 3 años de vida que se dedica a alentar y capacitar a pequeñas empresas para que no se queden en el camino.

Alejandra Pérez, directora general, señaló que son un acelerador de pequeñas y medianas empresas (Pyme) que decidió emprender, ante la necesidad de una estructura en los negocios que mayoritariamente son familiares. “Nos dedicamos a fortalecer a las Pyme que tienen mínimo 2 años de estar operando y de estar dados de alta en Hacienda”.

La aceleración consta del fortalecimiento en diez áreas importantes de cualquier empresa: “nos dedicamos a acelerar con base en mentorías. (Los microempresarios) tienen reuniones con un consejo consultivo que está formado por empresarios consolidados que evalúan mes con mes la parte de conocimiento que reciben en áreas como fiscal, contable, plan de negocios, liderazgo, marketing, ventas,  entre otros, que son pilares para el crecimiento de cualquier empresa”.

PROCESO DE PARTICIPACIÓN

Cada año se lanza la convocatoria para acelerar a un número determinado de empresas, en este año fueron 5, que se inscriben en la página de Internet de Impulso Empréndete y presentan el proyecto. Luego, de acuerdo un grupo especializado, se eligen los mejores proyectos y son acelerados.

La directora general de Impulso Empréndete manifestó que las empresas reciben una parte de diagnóstico en los procesos, esto es, lo que sucede en sus empresas para detectar las áreas de oportunidad.

“Todo el registro es a través de emprendete.com.mx es un registro básico, se les pide información de las empresas y de ellos como empresarios sólo se pueden inscribir los dueños de las empresas porque son quienes reciben la mentoría. La empresa con 2 años de vida ya está vendiendo, entonces necesitamos que su producto esté en el mercado, no es la parte de probar a ver si funciona”.

Agregó que no importa el giro de la empresa ni la edad de quien se inscribe o si es hombre o mujer. Se investiga que la información y existencia de la empresa sea fidedigna y es un consejo quién evalúa.

“Este año fueron 141 registros, se llegó a 20 semifinalistas y nos platican cuál es el reto al que se enfrentan, porqué se están atorando o qué pasa con sus empresas, se enfrentan a un jurado y explican por qué quieren ser acelerados y sacamos a los 5 finalistas”.

El aceleramiento dura tres meses, una vez cada semana durante 8 horas, más 60 horas de implementación de procesos que se trabaja dentro de los negocios para hacer un diagnóstico.

Actualmente las 5 empresas seleccionadas iniciaron el pasado 9 de noviembre su proceso de aceleramiento.

DETECTAN FALTA DE CAPACITACIÓN

Alejandra Pérez manifestó que surgieron ante la necesidad de asesoría de las empresas luego de una encuesta y por el conocimiento previo.

“Detectamos una gran necesidad que es la capacitación, esa es la falla de las Pyme. El director o dueño de la empresa está tan involucrado en la operación que no tiene tiempo de capacitarse ni se hace de un equipo o un externo para asesorarse y se convierte en todólogo”.

Dijo que de acuerdo a su diagnóstico 8 de cada 10 empresas desaparece en los primeros 2 años de vida y los dueños no delegan funciones porque creen que sólo ellos pueden controlar la empresa.

“Arrancamos por la pasión pero dejamos de lado la contabilidad, el área fiscal, de recursos humanos, es por falta de estructura. Hay un problema muy fuerte en las empresas familiares que es la sucesión de estas”.

La directora de Impulso Empréndete recordó que las Pyme son la fortaleza de la economía y a ellos se han acercado principalmente empresas del sector comercio y transformación.

Actualmente aceleran a empresas dedicadas a la panadería orgánica, joyería artesanal, construcción, filtros de agua y cosmética.

Iniciaron con 7 personas y actualmente son 20 entre mentores y administrativos. En los primeros 2 años aceleraron a 3 empresas en cada uno y este aumentaron a 5. Se manejan con capital privado y quienes son acelerados no deben pagar absolutamente nada.

“Sólo 20 por ciento si no es que menos, de las empresas busca capacitación, solo quieren una plática, el tiempo les pesa porque están involucrados 100 por ciento en la operación. El área de recursos humanos es otra área que descuidan las empresas mexicanas, a veces no las dan de alta y eso no se debe descuidar”.

Al final de la aceleración se selecciona a un único ganador que se hace acreedor a una plataforma de comercio electrónico, un año de oficinas virtuales  y una afiliación en la Cámara de Comercio.

Otras empresas que se han acelerado son de la industria de la moda, alimentos y bebidas, dulces y jabones artesanales.

El plan de negocio es clave

Alejandra Pérez, directora general de Impulso Empréndete, recordó a quien desea abrir una empresa que haga un plan de negocio y una estructura para detectar necesidades, oportunidades y trazar el camino por donde irán.

“Hay muchos apoyos gratuitos, Impulso Empréndete es gratuito pero hay muchos lugares donde pueden conseguir información, en el mismo Internet, pero hay que meterse e investigar y deben dedicarle tiempo”.

Norma Angélica Trigo

8 de cada 10 empresas desaparecen en los primeros 2 años

141  empresas se registraron este año

5 resultaron finalistas en Impulso Empréndete en 2017

"Detectamos una gran necesidad que es la capacitación, ésa es la falla de las Pyme”

"Arrancamos por la pasión pero dejamos de lado la contabilidad, el área fiscal y de recursos humanos”
Alejandra Pérez, Impulso Empréndete

JJ/I