Integrar las bibliotecas a la vida social

(Foto: Mónika Neufeld)

Por su trabajo de más de 40 años en la biblioteca Daniel Cosío Villegas de El Colegio de México, misma que dirige desde el año 2004, Micaela Alicia Chávez Villa recibió el Homenaje al Bibliotecario FIL 2017.

Durante la entrega del reconocimiento, el presidente de la FIL, Raúl Padilla López, además de reconocer la trayectoria de la galardonada hizo una invitación al público asistente a acercarse al trabajo publicado por Chávez Villa, pero, principalmente, a visitar las bibliotecas públicas del país.

Por su parte, Gustavo Vega Cànovas resaltó que la biblioteca a cargo de Chávez Villa contiene una de las colecciones sobre ciencias sociales y humanidades más importantes de América Latina.

“Su acervo se compone de más de 400 mil títulos de libros y folletos que incluyen una colección representativa de obras en idiomas asiáticos y africanos; así como cerca de 8 mil títulos de publicaciones periódicas, de las cuales casi 3 mil 500 se reciben regularmente”, expuso.

En su discurso de agradecimiento Chávez Villa, quien cuenta con estudios de doctorado en Bibliotecología y Ciencias de la Información, expuso la importancia de la cooperación entre los profesionales de la información.

Además, consideró que las bibliotecas juegan roles fundamentales como el desarrollo de habilidades informativas entre los usuarios, garantizar el respeto de los derechos de autor y la propiedad intelectual, la generación de base de datos, además de la gestión de colecciones y su preservación digital.

Expuso que la coyuntura por los recientes sismos representa un nicho de oportunidad para promover la lectura entre la comunidad.

“En la Ciudad de México y en las zonas afectadas por los recientes desastres naturales, los funcionarios y distintos medios hablan de la reconstrucción de la ciudad. Me parece que es una buena oportunidad de construir bibliotecas que se integren a las escuelas o la vida social de una comunidad; pues no puede concebirse un sistema educativo o el desarrollo social sin una biblioteca al lado. Este proceso debe atender la vinculación de un modelo educativo y social, con el uso de recursos de información que necesariamente deben existir en la biblioteca“, señaló.

Finalmente hizo un llamado para que se garantice un presupuesto adecuado para la preservación de las bibliotecas académicas y de su acervo.