Comienza el nuevo sueño de Alberto Escobar

Renacido. El compositor de Coincidir asegura que un enfermedad terminal le impulsa para dar un nuevo giro a su vida. (Foto: Humberto Muñiz)

Como ver la vida con un nuevo color, incluso sencilla, ha sido para Alberto Escobar el nuevo viaje musical que inicia en su carrera. Con un concierto inaugural, en la Casa Rosa de Luis Barragán, en el barrio de Jardines del Bosques, volverá a los escenarios con una nueva faceta, casi una nueva vida que ve, dijo, con unos lentes ya sin empañar.

No lo había hecho público, pero hace algunos años dejó de lado su guitarra porque le fue diagnosticada una enfermedad terminal, después de un momento arduo de reflexión, sin embargo, volvió a componer con más fuerza que nunca.

“De alguna manera la vida me está dando una segunda oportunidad y esa oportunidad tiene que ver con esa enfermedad que me diagnosticaron hace tres años y medio, pero sigo aquí y mejor que entonces, eso me hace pensar que hay una razón por la que sigo aquí y eso me hace cambiar la visión de todo, desde mi perspectiva de mis urgencias y prioridades”, contó el Escobar.

“Centrarme mucho más en mi armonía conmigo, con quienes me rodean, con la comunidad. Parece como si la enfermedad fuera una bendición, a partir de ahí he recibido todos los días muestras de solidaridad increíble y quiero dar algo de eso al público”.

Hoy el amor por la vida marca cada una de las canciones que compone y que canta para un público con el que quiere compartir sus emociones.

“En esta confrontación que he tenido, entendí por qué estoy aquí, técnicamente no debiera estar, el hecho de estar todavía, de estar intenso y de estar viviendo intensamente me habla de que tengo un compromiso con la música y esto me ha llevado a canalizar todas las energías en el servicio a los demás y en rescatarme a través de la canción: he escrito en estos años lo que no he escrito en toda mi vida, todos los días, es puro amor por la vida”, dijo el autor. “Lo que sigue es el acercamiento al otro”.

Reflejar una realidad, casi terrible, pero hermosa, es parte del nuevo material que, si todo sale bien, será grabado el próximo año. El proyecto que tiene que ver con este disco y con una gira nacional con músicos de primer nivel y también la publicación de un libro sobre toda esta experiencia. Para hacer esto posible Escobar ha estado colaborando muy de la mano con la Fundación Ciudad Modelo, dirigida por el arquitecto Alfonso Gutiérrez que cree profundamente en la propuesta de Escobar y que esta puede funcionar como un ejemplo para muchas personas.

“Vamos a comenzar con un primer concierto, con una serie de canciones, algunas matizadas con arreglos nuevos, canciones de mi repertorio y otros nuevos temas”, contó. “Al proyecto le da título Mi vida se hizo canción, una pieza que habla sobre mi reconocimiento de estas circunstancias y en este momento de mi vida, sobre quien soy yo, en esta ocasión presentaremos un proyecto como rescatando algo que haya trascendido de mi trabajo más algunos estrenos y cosas nuevas”.

Por una buena causa

Aquí empieza todo, “comienza el sueño”. Ya es una realidad, se está preparando todo para iniciar con una nueva travesía. El concierto inicial será este viernes a las 20:30 horas, en un sentido encuentro que más que un concierto será toda una experiencia compartida. Resguardadas por las paredes de la Casa Rosa de Barragán, las canciones buscarán alojarse en los corazones de los escuchas.

La entrada, que incluye una mesa exclusiva y una botella de tequila y una de vino, además de la comida, tiene un precio de mil pesos. Los fondos serán utilizados para apoyar financieramente la nueva gira del cantautor. Toda la familia puede tener acceso al evento y le garantizarán una noche inolvidable. La Casa Rosa se encuentra ubicada en Avenida de las Rosas 543. Alejandra Carrillo

JJ/I