Santo Coyote busca nuevos territorios

Miguel Monroy. El director general del restaurante Santo Coyote habla de los planes de expansión de la marca. (Foto: Alfonso Hernández)

Con una inversión de 47 millones de pesos para llegar a 60 millones en cinco meses más, abrió sus puertas el pasado 1 de diciembre la primera sucursal del restaurante Santo Coyote.

Es una mezcla de olores, colores y sabores, en un lugar que se ha convertido en un ícono gastronómico en la ciudad.

Luego de 27 meses de trabajar en su edificación, finalmente se recibirán alrededor de mil 200 comensales diarios, informó el director general del restaurante, Miguel Monroy Díaz.

“Tuvimos que esperar a que los árboles crecieran, que el jardín se pusiera bonito, tejer las palapas y toda la construcción es completamente nueva”.

Ubicados en el centro comercial Real Center sobre la avenida Servidor Público y Santa Margarita, en Zapopan, ofrecerán desayuno, comida y cena a partir de las ocho de la mañana y hasta la una en la mañana.

Con el arranque del proyecto se generaron 160 fuentes de empleo y en seis meses serán alrededor de 270.

CRECERÁN A OTRAS CIUDADES

El director general del Santo Coyote dijo que para 2018 tendrán presencia en la Ciudad de México y también hay interés por llegar a California (EU).

“Haremos todo lo posible por estar en California el próximo año, en el mes de marzo iniciaremos con la construcción, nunca hemos indagado fuera de la república y sabemos que hay que cumplir con todos los requisitos, capacitarnos mucho y estar bien especializados”.

La matriz del Santo Coyote acaba de cumplir 19 años de vida y se encuentra ubicada en la calle Lerdo de Tejada 2379, en la colonia Arcos.

A decir del directivo, la apertura de la primera sucursal, ha sido emocionante pero también es producto del aprendizaje en la matriz.

“Tuvimos que hacer un recuento en nuestra historia de todos los aciertos que hemos tenido y los errores que debimos corregir a lo largo de 19 años, pudimos retomar la información que nuestros clientes nos dieron y rescatar lo que les gusta y lo que no. Así tenemos cosas que copiamos idénticamente y de medida exacta hasta en la orientación solar para replicar esos espacios que la gente nos pide”.

Durante casi dos décadas han recopilado una gran estadística y las áreas que más le gustan a la gente y que casi siempre quieren una zona conocida como Caracol y otra que es la Vigía, “esas las replicamos idénticas porque tienen las palapas y tenemos un Santo Coyote reeditado”.

MEXICANOS, BUENOS ANFITRIONES

Miguel Monroy dijo que desde su creación están enfocados al turismo y destacó que los mexicanos somos buenos anfitriones y hay un gusto especial por tratar bien a los visitantes.

“El Santo Coyote es perfecto, cuando una persona de Guadalajara tiene un invitado ya sea de familia, de negocios, de otro estado o del extranjero lo que quiere es mostrarle lo mejor y lo llevan a Santo Coyote, le dan un tour por el mismo restaurante. Ese anfitrión que todos llevamos dentro, que es orgulloso y presumido de cómo celebra México cualquier acontecimiento, el Santo Coyote está diseñado para ese anfitrión y para el turismo”.

Añadió que el diseño evoca la zona de Santa Fe, Nuevo México, y a la hora de mezclarlo con vegetación mexicana, palapas y áreas abiertas, se convirtió en un estilo especial, característico del Santo Coyote.

“Yo diría que es una mezcla entre Santa Fe y lo que construimos en nuestras costas”.

Recordó que hace 19 años cuando abrieron, los restaurantes en Guadalajara eran clásicos y maestros de la gastronomía y ahora Santo Coyote por el diseño especial, su concepto y gastronomía, de igual forma se convirtió en un referente en la ciudad. “Santo Coyote también se convirtió en un clásico de restaurante en Guadalajara por el gusto de la gente”.

Cuentan con una colección de plantas de todo el país, artesanías los estados más representativos del país, en el menú hay platillos icónicos y muchos metros de murales temáticos hechos por artistas tapatíos”.

El platillo más pedido

Dentro de la gastronomía, el Santo Coyote tiene un platillo que es el favorito de los clientes. Éste es una salsa de molcajete elaborado en la mesa del comensal. “También nos piden un guacamole hecho en el momento. Tortillas de harina o de maíz recién hechas, para un taco de guacamole y salsa de molcajete, es lo máximo. El guacamole es el platillo que más le gusta a cualquier extranjero”.

El restaurante recibe turistas extranjeros que llegan a diversos congresos a la ciudad, a obras de teatro o reuniones de trabajo. “Somos de los restaurantes en la ciudad que tiene más capacidad para recibir comensales”.

Actualmente en la matriz del Santo Coyote se atienden 37 mil comensales mensuales y trabajan alrededor de 280 personas.

En la nueva sucursal se atenderán 30 mil comensales para iniciar y en seis meses se ampliará.

Finalmente Miguel Monroy agradeció a los tapatíos por la preferencia del Santo Coyote.

“Sin eso no hubiéramos abierto otra sucursal, les ofrecemos comida internacional con los íconos más importantes de la comida mexicana: tortillas, salsa de molcajete y guacamole”. Norma Angélica Trigo

47 millones de pesos invirtió en la apertura el restaurante Santo Coyote en Zapopan

440 fuentes de empleo directas tiene Santo Coyote

67 mil comensales mensuales atiende entre los dos restaurantes

______

“Santo Coyote también se convirtió en un clásico de restaurante en Guadalajara por el gusto de la gente”
Miguel Monroy, director general de Santo Coyote

JJ/I