Reaparición con triunfo para Flores en la México

(Foto: Especial)

El regreso al coso capitalino de la Plaza México del torero tlaxcalteca Sergio Flores resultó de triunfo.

Luego de varios meses de ausencia en este ruedo a causa de una fuerte cornada, Sergio volvió a deleitar a la afición capitalina, y encontró la victoria con el segundo toro de su lote al que le cortó una oreja de mérito.

En una larga corrida de ocho toros en la Plaza México, Flores, hasta el cierre de esta edición, fue el único en tocar pelo. Su actuación de cierre ofreció detalles de mucha entrega y calidad, luciendo desde el capote, con el que cuajó verónicas templadas que emocionaron a la afición.

Con la muleta el de Tlaxcala alcanzó su mejor momento, con tandas por derecha de mucha largueza, entendiendo bien a su ejemplar de Xajay, que colaboró con el diestro para rematar la faena de espada entera en sitio, que le valió una oreja.

Castella, en blanco

Por su parte el francés Sebastián Castella poco pudo hacer y se tuvo que ir en blanco. Dejó detalles de su fina torería pero no tuvo opciones con los dos de su lote para triunfar. Marcó tandas de transmisión y calidad, pero no pudo redondear sus faenas y se fue entre palmas.

El ibérico Ginés Marín no cayó de pie ante la afición capitalina. El también triunfador de Madrid no tuvo materia prima para el triunfo; estuvo a la altura y se fue con silencio y en blanco de esta corrida.

Luis David Adame fue el cuarto en el cartel, y estuvo a tono firme con su primer toro, pintando tanto con capote como con muleta trasteos de buena factura, con verdad y sentimiento, oficio que le fue recompensado con el reconocimiento del público que lo despidió entre fuertes ovaciones.

JJ/I