Quinto Patio

La designación de Miguel Castro Reynoso (@micasrey) como candidato del PRI al gobierno del estado sorprendió a muchos. ¿Qué fue lo que tomaron en cuenta en la Ciudad de México, donde se decidió el mismo lunes? O sea, en fast track. Primero, que su perfil contraste con el de Enrique Alfaro, pues mientras el aún alcalde tapatío es enojón, impositivo y ha tenido fricciones con vecinos, a Castro Reynoso le gusta tomarse su tiempo para platicar con la gente, sin pleitos ni gritos.

Segundo, dicen que su trabajo en la Secretaría de Desarrollo e Integración Social, en particular con el programa Vamos Juntos, le permitiría llegar a buen número de jaliscienses fuera de la zona metropolitana, que no necesariamente son priístas. El tercero, que en su paso como funcionario público nunca ha estado envuelto en un escándalo. Por eso, el ojo mayor se detuvo en Castro Reynoso, quien hoy se registrará como precandidato, con guateque incluido.

***

Que no se van a bajar de la contienda interna del PRI para la definición de la candidatura por Guadalajara, reiteraron ayer las diputadas Rocío Corona Nakamura y Claudia Delgadillo González. Todavía no terminaba la oración al respecto la segunda en mención cuando... ¡Sopas! Llegó el otrora suspirante por la gubernatura Eduardo Almaguer a también anotarse como precandidato.

Almaguer llegó arropado por el presidente estatal del PRI, Héctor Pizano Ramos; el virtual abanderado por la gubernatura Miguel Castro Reynoso, el líder de la CNOP, Arturo Zamora; el ex munícipe Ramiro Hernández y el ex gobernador Carlos Rivera Aceves, entre otros, en lo que fue una típica cargada, o si se quiere, un acto que manda señales a la antigüita, al estilo priísta, de quién es el bueno.

***

Ahora que, añadamos, el ex fiscal general dijo que cambió una noche antes su aspiración en aras de la unidad, auuunqueeeee anotó que espera que la dirigencia tricolor le eche la mano para también bajar, perdón, unir a sus correligionarias. Sin embargo, Claudia Delgadillo recordó: “Algunos dijeron que solamente querían la gubernatura, pero en la convención de delegados me los voy a topar”. Y Rocío Corona advirtió: “No quitaré el dedo del renglón”.

Por ello, si bien Almaguer atendió el dedazo, perdón, el llamado de unidad de la dirigencia nacional y se bajó de la contienda por la gubernatura, si el tono sigue igual entre los aspirantes tendría que llegar a la contienda interna, aunque eso sí, con toda la caballada de su lado para abanderar al tricolor por la alcaldía tapatía.

***

El que aseguran va en dos bandas es Paco Ayón, que compite en campaña por el distrito 8, pero también se dice que irá en la lista de plurinominales. Así, cualquiera “se desgasta”.

Anotemos que la organización priísta Movimiento Territorial registró candidatos en casi todos los distritos, hizo el llamado de que se repartan las precandidaturas a la base y registró un forcejeo con otros candidatos respaldados por la dirigencia estatal. Hubo empujones, gritos y muchas porras. Ya comprobaremos si hay o no fricción, porque la decisión final será a través de convención de delegados. Pero toooodo puede pasar. Hay rebeldías en el PRI.

***

Si usted se pregunta por qué en el PAN todavía no hay candidato a la gubernatura, algunos responden que la preocupación del presidente panista está en otro lado. Ya le habíamos platicado que el Senado de la República nombró magistrados electorales para los estados que estaban pendientes y dejó fuera a Jalisco. Cuentan que el dirigente estatal blanquiazul, Miguel Ángel Martínez, está más preocupado por convencer a los senadores de que su hermano sí puede ser ratificado, a pesar de que la Constitución no lo prevé.

Los jaloneos en el PAN se han centrado en ese tema, porque mañana se acaba el periodo de sesiones en la Cámara alta y no vaya a ser que no lo logre. De ahí los apuros.

qp@ntrguadalajara.com

JJ/I