Estados Unidos aumenta tasas de interés

(Foto: Especial)

La Reserva Federal aumentó su tasa de interés referencial por tercera vez en este año, indicando que confía que la economía estadounidense sigue avanzando con pie firme ocho años y medio después de la Gran Recesión.   

El banco central estadounidense modificó su tasa de interés a corto plazo en un modesto cuarto de punto para dejarlo a entre 1.25 por ciento y 1.5 por ciento, rango que aún es bajo. También siguió reduciendo su portafolio de bonos. Juntos, ambos pasos podrían obligar a consumidores y empresas a pagar más intereses por sus compras a crédito, aunque aumentarían también los intereses recibidos en cuentas de ahorro.

El banco central dice que espera que el mercado laboral y la economía se fortalezcan aún más.

En parte en base a eso, vaticina volver a aumentar las tasas tres veces más en el 2018 bajo el liderazgo de Jerome Powell, quien reemplazará a Janet Yellen como titular de la institución en febrero.

Yellen tiene una última conferencia de prensa planeada y de ahí se podrá vislumbrar un poco más qué medidas vendrán en el 2018. Powell ha sido un estrecho aliado de Yellen quien está a favor del ritmo pausado al momento de aumentar las tasas de interés. Pero es imposible saber hasta qué punto el liderazgo del nuevo titular será diferente.

Además hay que recordar que se sumarán a la junta directiva del banco otros integrantes que serán elegidos por el presidente Donald Trump. Algunos analistas sospechan que si bien Powell no discrepará mucho de Yellen en cuanto a tasas de interés, él y los nuevos miembros de la junta podrían ser más flexibles en el tema de la supervisión del sector bancario.

La mayoría de los analistas sospecha que, debido a que la economía estadounidense muestra señales de robustez, la Fed aumentará las tasas de interés tres veces más el año que viene. Pero hay algunos que creen que si la economía se vuelve hiperactiva y genera presiones inflacionarias, especialmente bajo el efecto de los recortes de impuestos aplicados por los republicanos, la Reserva Federal podría verse obligada a aumentar las tasas de interés con mayor frecuencia.

Durante su audiencia de confirmación ante el Senado el mes pasado, Powell se mostró como un funcionario ecuánime y moderado, partidario de la cautela a la hora de manejar las tasas de interés, como lo fueron Yellen y el predecesor de ella, Ben Bernanke. Una comisión del Senado aprobó la nominación de Powell y la remitió al pleno del Senado, donde se considera de aprobación segura.

EH