Un año de calvario

(Foto: Especial)

La historia no es nueva. Parece que ya es parte del ADN de Javier Hernández Balcázar. Siempre a contracorriente.

Este 2017 no ha sido la excepción, y todo indica que terminará como empezó: contra la pared.

El actual atacante del West Ham de Inglaterra se encuentra en un momento incómodo en un equipo que está muy lejos del entorno exitoso del Manchester United, equipo al que llegó en 2010. Los Hammers, uno de los clubes más antiguos de Inglaterra, nunca se ha caracterizado por ser un equipo ganador, y en este periodo 2017-2018 es uno de los candidatos a descender al ocupar el penúltimo lugar de la tabla general con 13 puntos.

Su aventura en el Bayer Leverkusen fue de más a menos, luego de entrar en una relación conflictiva con Tayfun Korkut, el técnico sucesor de Roger Schmidt, y dejó de ser titular indiscutible, razón por la cual al final de la temporada decidió dejar la Bundesliga.

El primer semestre no había sido sencillo luego de sobreponerse a 18 partidos sin anotar. Pero después de romper la sequía goleadora el 11 de enero, el equipo de las aspirinas se involucró en problemas de descenso que tuvo como consecuencia el despido de Schmidt.

El deseo de Javier por mantenerse en Europa y además volver a la Liga Premier le ha pasado una factura muy alta, ya que aceptó la oferta del West Ham con el conocimiento de las circunstancias del equipo, pero que nunca imaginó que la situación se le voltearía.

Los Hammers iniciaron la temporada con Slaven Bilic, pero los resultados no acompañaron al equipo londinense, y los cuatro goles marcados por Chicharito de poco sirvieron para evitar el declive hasta los últimos sitios de la tabla, razón por la cual la directiva perdió la paciencia.

Sin embargo, el remedio no fue tan satisfactorio para el jugador surgido de Chivas, cuando se anunció que el entrenador encargado de reemplazar a Bilic era David Moyes.

Hernández ya había sido dirigido por Moyes en el Manchester United y fue una de sus peores épocas, motivo por el cual después fue transferido al Real Madrid en la temporada 2014-2015.

Al ser presentado como nuevo timonel del West Ha, el escocés fue claro y directo al referirse a Hernández.

"Es un gran goleador, un brillante finalizador. (…) Fue difícil para él entonces porque tenía a Robin Van Persie, Wayne Rooney, Danny Welbeck y Shinji Kagawa... Había mucha competencia. Aquí será tratado de la misma manera: si juega bien y marca, no hay problemas. Si no, será igual que el resto”.

El ‘Tri’, su oasis

El camino tormentoso que ha vivido Javier Hernández en 2017 se ha visto equilibrado por sus buenos momentos con la Selección Mexicana de Futbol, con la que logró clasificar al Campeonato Mundial Rusia 2018.

Al logro colectivo se agregó el individual cuando al anotar el gol de la victoria sobre Costa Rica igualó a Jared Borgetti como máximo goleador del Tri con 46 tantos. Pero la cifra no se quedaría intacta, ya que poco después en un partido amistoso volvió a hacer un gol más para llegar a 47 y quedarse en solitario como el jugador con más goles en selección mexicana.

A tal satisfacción personal se agregaría el Premio Nacional del Deporte, galardón que recibió por sus logros como integrante del Tricolor.

Javier ya se prepara para su tercera Copa del Mundo. Omar Fares

Sin solución

Javier Hernández no jugó los tres primeros partidos dirigidos por David Moyes, mismos que perdió el West Ham, pero al regresar a la actividad ante el Chelsea en la Fecha 16 por fin registraron su primera victoria bajo el mando del escocés

Su eterno regreso al Rebaño

Cada vez que termina una mala temporada para Javier Hernández se siembra el rumor de un posible regreso a Chivas.

Y en este 2017, justo cuando se anunció la incorporación de David Moyes como nuevo técnico del West Ham, la versión cobró fuerza, sobre todo porque el dueño del Club Guadalajara, Jorge Vergara, siempre ha tenido el deseo de volver a contar con un jugador con el cual se identificó por su disciplina y entrega absoluta al equipo rojiblanco.

El técnico Matías Almeyda también ha manifestado su interés en distintas ocasiones por dirigir a Chicharito, incluso aclarando que le gustaría tenerlo en plenitud de sus facultades físicas y no en el eclipse de su carrera, como normalmente suele ocurrir en la mayoría de los regresos de los jugadores a su club de origen.

Sin embargo, para terminar con esa ola de rumores que circularon en los meses recientes, Javier Hernández dejó en claro que seguiría con el West Ham.

“Completamente falso. Estoy 100% comprometido en ayudar a mejorar la situación que estamos viviendo todos en West Ham. Y como siempre lo digo soy #chivadecorazón, pero no he pedido salir del West Ham en ningún momento”, escribió en su cuenta de Twitter el 16 de noviembre.

Posteriormente fue el propio Almeyda el que también aclaró su postura hacia tal posibilidad.

“Lo quieren todos, pero creo que está bien en Europa. El día que decida volver a México, siendo joven como es, las puertas acá se le van a abrir. Pero en ningún momento yo lo pedí. Es sólo un rumor”.

JJ/I