Queda incompleto tribunal de justicia

Discusión. El ‘jaloneo’ por la definición de las posiciones duró todo el día. (Foto: Grisel Pajarito)

El Congreso del Estado no tuvo la capacidad de llegar a acuerdos para nombrar a los tres magistrados de la Sala Superior del Tribunal de Justicia Administrativa y dejó una vacante.

Este nuevo tribunal entrará en operación a partir del 1 de enero de 2018. Actualmente se llama Tribunal de lo Administrativo.

Anoche, los 37 legisladores dividieron su voto y aunque se realizaron tres rondas de votación, no pudieron ponerse de acuerdo en el reparto con el cargo que duraría cinco años, el menor periodo a elegirse.

La disputa estuvo entre Carlos Ruiz Moreno, impulsado por el Grupo UdeG, y Jacinto Silva Rodríguez, apoyado por el PAN. Ninguno llegó. En la última votación quedaron con 18 tantos cada uno cuando se necesitaba un mínimo de 26.

En la evaluación hecha por el Comité de Participación Social (CPS) obtuvieron 31 y 30 votos respectivamente.

Los otros dos magistrados se los repartieron entre las bancadas del PRI y Movimiento Ciudadano, y sí lograron llegar a acuerdos sin necesidad de realizar más rondas de votación.

Para ocupar un periodo de siete años quedó Avelino Bravo Cacho, quien obtuvo 28 puntos en la evaluación hecha por el CPS y fue respaldado por MC. Obtuvo 33 de 37 votos posibles.

José Ramón Jiménez Gutiérrez, impulsado por el PRI, fue el último electo por seis años y fue el mejor evaluado por el CPS, con 33 puntos. Obtuvo 28 votos de 37 diputados presentes.

Los actuales magistrados administrativos se quedaron relegados en la evaluación del CPS y no fueron tomados en cuenta para ocupar algún lugar en la sala superior.

Eligen diputados a contralores internos

Los diputados locales se salieron con la suya de elegir a los titulares de los órganos de control interno de los organismos autónomos.

Pese a que el Tribunal Electoral interpuso recursos legales para impedir que un ente externo le impusiera al contralor interno, ayer los 37 diputados locales presentes en la sesión plenaria eligieron a Manuel Rodríguez Murillo, quien fungía con el mismo cargo en el Centro de Enseñanza Técnica Industrial.

Ahora, Rodríguez Murillo será quien vigile los actos administrativos del Tribunal Electoral, aunque los actuales magistrados se oponían. Fue el único que consiguió todos los votos de los legisladores presentes en los cargos que se votaron.

Los únicos diputados locales que no estuvieron presentes en estos nombramientos del Sistema Estatal Anticorrupción fueron Kehila Kú y Augusto Valencia, de Movimiento Ciudadano (MC).

Trabado

El pleno legislativo estaba obligado a elegir a más tardar ayer a 10 nuevos funcionarios del nuevo Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), pero hasta el cierre de la edición sólo llevaban cinco.

La sesión plenaria se esperaba que arrancara desde medio día, pero se retrasó por la falta de acuerdos entre los poderes Legislativo y Ejecutivo por el fiscal anticorrupción y los tres magistrados administrativos.

Uno de los nombramientos más importantes para el SEA es la secretaria ejecutiva, la cual quedó en manos de Norma Jesús Hernández Reyes, al recibir 36 de los 37 votos de diputados presentes.

La nueva funcionaria es actualmente la contralora interna del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Guadalajara y en el pasado fue consejera del Partido Acción Nacional (PAN) y trabajó en la procuraduría estatal con Tomás Coronado.

El asesor de la fracción parlamentaria del PAN, Jesús Pedro Brizuela Villegas, llegó al órgano técnico de control interno de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) con 36 de 37 votos posibles.

Martha Patricia Armenta de León, directora del área de Responsabilidades y de lo Contencioso de la Contraloría estatal, será la nueva titular del órgano de control del Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales (Itei).

Armenta León tiene trayectoria profesional en cargos en administraciones panistas como encargada del departamento de egresos del Sistecozome de 2000 a 2002.

Como encargado de la Contraloría Interna del Tribunal de Justicia Administrativa quedó Jesús Jiménez Cázares con 36 de 37 votos posibles.

Este funcionario es director de Planeación y Administración de recursos y Proyectos del Registro Público de la Propiedad y Comercio.

Todos los contralores internos durarán en su cargo cuatro años sin posibilidad de reelección.

Sin acuerdos

La elección de los tres magistrados para la sala superior del Tribunal de Justicia Administrativa, actualmente Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE), el auditor superior y el fiscal anticorrupción fueron los cargos que causaron falta de acuerdos durante todo el día y hasta el cierre de la edición.

Ayer era la fecha límite para hacer los nombramientos del Sistema Estatal Anticorrupción, y por la mañana se realizaron las comparecencias de la segunda terna del fiscal anticorrupción.

Jorge Arana, titular de la Comisión de Gobernación del Congreso del Estado, donde se realizaron las comparecencias, descartó que el proceso se haya realizado fast-track porque se estaban cubriendo los requisitos.

“Ustedes vieron, se les dio el mismo tiempo que la anterior terna, 10 minutos de participación, escucharon preguntas del Comité de Participación Social y de los diputados. Ellos dieron las respuestas sin límite de tiempo”, aseguró.

Aunque las comparecencias duraron casi una hora menos que la primera terna, el legislador priísta lo justificó señalando que hubo menos preguntas por parte de los diputados, aunque tenían la libertad de hacer las que quisieran.

Los nuevos prospectos de la segunda terna fueron Miguel Ángel Silva Cuevas, titular de la Dirección General de Contraloría y Visitaduría de la Fiscalía General del Estado; Gerardo Ignacio de la Cruz Tovar, académico de la Universidad Panamericana, y Verónica Isabel Batres Jiménez, coordinadora general de Proyectos Estratégicos de la Contraloría del Estado.

JJ/I