La otra reforma educativa

Los maestros nos encontramos confundidos con algunas clases de historia de México y de civismo que posiblemente deben cambiar. No sabemos si seguir enseñando mitos con el libro de texto, acrecentando nuestro conflicto interno ante la falta de veracidad. En septiembre elogiamos a Hidalgo llamándole libertador, cuando la otra historia cuenta que el carismático cura era mejor con las feligresas que con las tácticas de guerra y otras tantas situaciones que prefiero no mencionar, que lo llevaron a la pronta derrota en la primera etapa de la independencia cuando con un ejército de 100 mil insurgentes perdió ante un pequeño ejército al mando del teniente general Félix María Calleja, debido a los grandes conflictos internos entre Hidalgo Allende, Aldama y Abasolo. Decimos que somos independientes, cuando dependemos de nuestros vecinos de norte.

Nos cuestionamos si debemos hablar de héroes en una revolución mexicana plagada de traiciones y asesinatos entre caudillos que nos confirmaron que “la tierra es de quien la trabaja” y hemos atestiguado como ejidos se han vuelto propiedad privada, lujosos fraccionamientos, plazas comerciales y clubes de golf, con el correspondiente enriquecimiento de los mismos ejidatarios a quienes se les regaló la tierra para trabajarla de manera comunal. Nos preguntamos si la expropiación petrolera de Lázaro Cárdenas deberá dejar de mencionarse como un logro patriótico, ahora que lo correcto es compartir el petróleo de la nación a compañías extranjeras que extraerán el oro negro de las entrañas mexicanas. En éste histórico momento donde el tema principal son las elecciones, debatimos en omitir de la historia a Madero o al menos su frase de “sufragio efectivo no relección”. Muchos sabíamos que el sufragio no es efectivo, sino relativo debido a la corrupción, pero al menos creíamos en la no reelección; sin embargo, reelegir ya es legal.

Nuevamente la sociedad jalisciense se conmueve ante el joven de 13 años, víctima de bullying que lo tiene en estado de coma. Las autoridades educativas realizan indagatorias para deslindar responsabilidades como viene ocurriendo desde el año 2012 con casi 3 mil casos registrados y sin embargo siguen evitando la reprobación de los alumnos que no quieren estudiar y prohibiendo la expulsión de los indisciplinados aludiendo que es discriminación. Ante tantas incongruencias no preguntemos porque las escuelas tienen fenómenos como el acoso escolar, bullying, sexting, packs, pandillas, golpes. Necesitamos otra reforma educativa, la reforma de la verdad, de volver al respeto por el maestro, por los adultos, por los valores de la escuela, la familia y de nuestro México querido.

@Saucedodlallata

JJ/I