Usuarios demandan a Apple

(Foto: AP)

Los propietarios de iPhones de varios estados demandaron a Apple por no revelar que sus actualizaciones de software deliberadamente reducen la velocidad de los teléfonos más viejos, a fin de que las baterías duren más.

Los abogados entablaron una demanda colectiva el jueves en una corte federal de Chicago a nombre de cinco dueños de iPhones de Illinois, Ohio, Indiana y Carolina del Norte. Dicen que no habrían comprado nuevos modelos de iPhone si Apple hubiera dicho que sus teléfonos viejos serían más rápidos simplemente remplazando las baterías.

La querella de 20 páginas acusa a Apple de tratar de “inducir fraudulentamente a los consumidores a comprar” nuevos teléfonos.

Apple reconoció el miércoles en un comunicado que lanzó una actualización para que las baterías no murieran repentinamente. Pero dijo que su intención era mejorar “el desempeño general y prolongar” la vida de los teléfonos.

 

GE