Marchan por Alexandra; exigen se haga justicia

TRAMO. El contingente recorrió el trayecto entre la Glorieta La Minerva y Casa Jalisco. (Foto: Grisel Pajarito)

Los gritos de "ni una más" que se repiten en cada marcha generada por un feminicidio en Jalisco parecen no tener escuchas, pues en 2017 se registraron, al menos, 104 víctimas de la violencia feminicida.

La tarde de ayer esta exigencia volvió a resonar en las calles tapatías, pues familiares y amigos de Alexandra Castellanos marcharon para exigir justicia en su caso

El cuerpo de Alexandra fue encontrado el 24 de diciembre al interior de su vehículo con signos de haber sido atacada a balazos.

De poco sirvieron las medidas de protección emitidas a inicios de mes por el Centro de Justicia para las Mujeres después de que por semanas enteras Alexandra denunciara mediante sus redes sociales el hostigamiento y ataques de las que era víctima por parte de su ex pareja y supuesto agresor, Alberto Cárdenas Camarena.

Por ello, más de un centenar de personas recorrió el trayecto entre La Minerva y Casa Jalisco, reclamando la omisión de las autoridades en el caso. Sus familiares más cercanos encabezaron la manifestación con un silencio paradójicamente elocuente.

De forma previa, Teresa Méndez Santana, madre de Alexandra, manifestó su sentir ante la pérdida y los fines de la manifestación: “No sabemos si vaya a estar el gobernador ahí. Ojalá esté para poder hablar con él y que vea las caras de las personas que estamos pidiendo justicia, para que las cosas se hagan como debe de ser. Queremos justicia ante todo, que las cosas se hagan correctas, que no haya influencias, que no haya dinero, compadrazgos ni nada por el estilo”.

Al arribar a la residencia oficial del gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, que se encontraba cerrada, nadie abrió las puertas.

Minutos después, Héctor Venegas, funcionario adscrito a la Secretaría General de Gobierno (SGG) enlazó vía telefónica a Teresa Castellanos, hermana de Alexandra, con Efraín Morquecho, director de Estudios Estratégicos y Desarrollo Político de la misma dependencia.

Aunque Teresa expuso que tras el asesinato de su hermana han tenido una atención adecuada por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), expresó sus peticiones.

“El problema es cómo está funcionando en estos momentos la (Alerta de Violencia contra las Mujeres) y los protocolos que se activan cuando una mujer va y levanta una denuncia. Hemos identificado algunas anomalías durante el proceso, algunas mejoras que se pueden aplicar y creemos que al gobernador le interesaría escucharlo. Si el gobernador no está interesado, pues perfecto, entendemos el mensaje y pues el proceso de Alexandra va a seguir; si quieren escuchar nuestras sugerencias, con gusto vamos a dónde ustedes nos indiquen y el día que ustedes nos indiquen”

Pero para la administración estatal esto puede esperar. La respuesta fue un compromiso de que una vez finalizado el periodo vacacional, después del 8 de enero, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz recibirá a los familiares de Alexandra para escuchar de primera mano sus exigencias.

Al final, junto con las promesas, en la puerta de Casa Jalisco quedaron encendidas unas veladoras y varios pares de zapatos femeninos vacíos.

“Queremos justicia ante todo, que las cosas se hagan correctas, que no haya influencias, que no haya dinero, compadrazgos ni nada por el estilo”
Teresa Méndez Santana, madre de Alexandra

104 víctimas de violencia feminicida se contabilizaron, al menos, en este año

FV/I