La costa, acechada por criminales y marinos

PIE DE FOTO: MUERTE. El diputado local del Sol Azteca fue asesinado el jueves en Tomatlán. (Foto: Grisel Pajarito)

Hace unos días, en La Huerta y Tomatlán asesinaron al activista Salvador Magaña Martínez y al diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Saúl Galindo Plazola, respectivamente, casos que se suman al incremento de la violencia en la costa durante este año, atribuida a grupos delincuenciales y a la presencia de la Secretaría de la Marina (Semar) Armada de México.

Tras el último homicidio, el de Galindo Plazola, ocurrido el jueves 28 de diciembre, el alcalde de Tomatlán, Jorge Luis Tello García, atribuyó el aumento de la violencia a la presencia de la Semar, según informó Víctor Hugo Magaña, conductor y productor de MVS Jalisco.

Según lo declarado por el presidente municipal, el 26 de diciembre los alcaldes de la región Costa Sur se reunieron con autoridades estatales y federales para conformar un protocolo ante el incremento de quejas por violaciones a los derechos humanos por prácticas violatorias del personal de la Semar. En aquella reunión, añadió, el gran ausente fue personal de la Marina

Incluso, relató MVS Jalisco que el hijo de Galindo Plazola vio que los atacantes de su padre portaban trajes militares y, por esa razón, supuso, el legislador perredista se detuvo para luego amagarlo y matarlo.  

Asimismo, el primer edil acusó a la Marina por la desaparición del ex presidente del Comisariado Ejidal de José María Morelos Jesús Larios Guzmán.

Por su parte, el periodista Agustín del Castillo de Milenio Jalisco precisó en su artículo Costa de Jalisco, de reinos injustos y bandas de ladrones, publicado esta semana, que en la región Costa Sur la vida pública y privada está condicionada por los grupos criminales.

De acuerdo con el texto, los grupos criminales que operan en esta zona del estado transitan entre “el control territorial y todas las actividades económicas”.

Precisamente, puntualiza Del Castillo, el crimen organizado pretende instituirse como nuevo estado, pues, en gran medida “lo logran en regiones donde tienen superioridad militar”, puesto que en muchos municipios la población no puede ser defendida por las Policías municipales ni estatales “porque son muy débiles o porque trabajan para los delincuentes”.

Según fuentes consultadas por este diario, el clima de violencia en la costa Sur y Norte contribuye al fortalecimiento de células delictivas. Un ejemplo de ello, dijeron, fueron los 39 narcobloqueos del viernes 1 de mayo de 2015, que “se cocinaron” en Autlán de Navarro.

Ambos políticos tenían una vida pública activa. Magaña Martínez, además de coordinador político de Movimiento Ciudadano (MC) en La Huerta, fue un líder social que se opuso a la privatización de las playas jaliscienses. Mientras que Galindo Plazola presidía la Comisión de Justicia del Congreso.

FV/I